Investigadores policiales durante el levantamiento del cadáver. Foto: FELCV

Bolivia

El Ministerio Público espera la respuesta a la solicitud que hizo a las empresas telefónicas para que brinden informes sobre los flujos de llamadas que hizo Virginia H.K. (41), la mujer que fue encontrada el 19 de febrero sin vida y atada a un poste de alumbrado público de la zona San Roque, en la urbe alteña.

El fiscal de materia Flavio Maldonado añadió que esta información será fundamental para establecer con quiénes habló la mujer y si es que alguna de estas personas está involucrada con su muerte y el abandono de su cadáver.

También se espera los resultados de la revisión que se hizo a las grabaciones de las cámaras de videovigilancia y de las muestras colectadas en el lugar donde estaba el cuerpo.

“El Ministerio Público ya tiene personas identificadas a las que va a convocar. De los elementos colectados se cuenta con algunos indicios y se citará a estas personas para poder recepcionar sus declaraciones informativas inicialmente como testigos”, manifestó.

De igual manera, se convocó a las personas que vieron el cadáver atado al poste, aunque ninguna pudo ver quiénes lo dejaron.

“También se investigan algunas versiones que señalan que Virginia estaba en otra zona de El Alto horas antes de su muerte”, indicó la autoridad.

La autopsia desveló que la mujer fue estrangulada, aunque no se conoce cuántas horas antes de hallar su cuerpo.

Algunas versiones detallan que su muerte se trataría de una venganza por un tema de narcotráfico, aunque otras señalan motivos pasionales.

La Policía ya cuenta con algunos indicios sobre los autores del crimen, aunque aún no se los dará a conocer para no entorpecer las pesquisas.