Los rayos ultravioleta desintegran el virus de la forma más rápida, por eso recomiendan exponer la ropa al sol. (Foto: RRSS)

Erika Ibargüen A./Bolivia Digital

Todo el país tiene elevadas intensidades de radiación ultravioleta que se experimentan con mayor intensidad en la altura, por ello, expertos recomiendan exponer la ropa al sol una vez que se retorne de la calle, para que los rayos ultravioleta desintegren con mayor rapidez el coronavirus.

El exdirector del Laboratorio de Física de la Atmósfera de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Francesco Zaratti. específicamente que en el altiplano, por ejemplo, la intensidad es mayor que en el llano, pero aun en este último es más elevado, en comparación con la de Alemania, Francia, España u otros países.

“Los que acostumbran a airear su ropa después de ir al mercado, dejándola en el sol, hacen muy bien, primero no les hace daño, eso vale tanto en el altiplano como en el llano, porque lo que cuenta es la dosis de radiación que uno recibe «, señaló el experto.

El experto evaluado, en una entrevista con radio Panamericana, que las campañas han hincapié en los peligros que había justamente al exponer al sol debido a la radiación es intensa.

“Si uno se expone demasiado, puede provocar algunas enfermedades y patologías en la piel, incluido el cáncer o el melanoma. Se insiste en eso porque el riesgo es mayor en nuestro país ”, advirtió.

Sin embargo, el ataque que puede dar el coronavirus encuentra una defensa mayor, una muralla más espesa, más gruesa.

«Si uno tiene menos de eso, obviamente el virus puede atacar, por esa razón los que tienen el mejor sistema inmunológico son más resistentes a esta enfermedad, por tanto los que toman sol están preparando, en cierto sentido, sus defensas frente a cualquier infección , en particular la del coronavirus ”, señaló el experto físico.

Además, dejó claro que la filtración ultravioleta no destruye el coronavirus porque la única banda de la radiación electromagnética que destruye es la UVC, radiación que no existe en los rayos del sol y es dañina para los hombres, y solo se la usa en lámparas artificiales para, por ejemplo, esterilizar instrumentos quirúrgicos o industriales, por tanto no hay esa posibilidad de atacar al coronavirus a través de la radiación solar.

Agregó que también hay evidencia científica de que ayuda mucho una superficie expuesta al sol porque hace que la actividad del coronavirus dure menos tiempo y se desactive el virus.

Zaratti menciona que el virus no es un bicho, no es algo que vive y muere, sino que es un mecanismo que se activa o se desactiva, entonces la radiación ultravioleta, que es la buena en el sentido de la vitamina D, también hace que esta superficie de alguna manera sea menos resistente en el tiempo al coronavirus.

La dosis de sol que uno recibe es el producto de dos factores: de la intensidad, que es más alta en el altiplano y menor en el llano, pero intensamente en los dos lados, y el tiempo.

«Tienes que exponer el tiempo necesario, donde sea que estés», dijo.