PAIS

 

Redacción Central /Edición Impresa
El secretario de los Derechos de la Madre Tierra, Alan Lisperguer, inauguró ayer la campaña de reforestación del Parque Tunari 2019-2020 en la comunidad Viloma-Cala Cala, del municipio de Sipe Sipe, con más de 4.000 nuevos ejemplares.

La Gobernación del departamento de Cochabamba, a través del proyecto Formibosque, dispuso de especies como jarcas, jacarandas, sina sinas, lluvias de oro, tipas, nísperos, plantines nativos y frutales en cuatro hectáreas.

Lisperguer explicó que el objetivo es recuperar superficies afectadas por incendios incorporando melíferas y otras para mitigar los efectos del cambio climático. “Son varias especies nativas. Tenemos retamas, pacay, sina sina y jacaranda. Hay distintas plantas que hemos seleccionado para que cumplan estos objetivos que estamos planteando”, manifestó.

La actividad se realizó en coordinación con la Alcaldía de Sipe Sipe en una superficie afectada recientemente por un incendio; también participaron representantes del Sernap, la ABT y de la Escuela de Ciencias Forestales de la Universidad Mayor de San Simón, además de voluntarios.

Virginia Espinoza, una de las participantes del lugar, expresó su complacencia por ser parte de esa iniciativa porque no solo se recuperará el daño ocasionado, sino que se mantendrá esa área como pulmón de los cochabambinos.