La imagen puede contener: 1 persona, texto
El secretario de Salud cruceño, Óscar Urenda.

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El secretario departamental de Salud en Santa Cruz, Óscar Urenda, afirmó que lo peor del brote de coronavirus (COVID-19) en ese departamento aún no llegó, pidió a la población no bajar la guardia.

“Estamos esperando un turbión, todo el mundo sabe lo que es un turbión (…), pero esto va pasar, la gente tiene que colaborarnos», aseguró la autoridad cruceña.

Urenda indicó que por el momento la cantidad de infectados y fallecidos por COVID-19 se mantiene: 64 casos positivos y cuatro decesos.

Indicó que “el hecho de que entre ayer y hoy no haya ningún caso nuevo no significa que ya no haya más pacientes” y explicó que no todos los enfermos reportan síntomas o sus cuadros de salud se complican.

«Hay que tener cuidado, la gente se enferma, pero no lo sabe, hay mucho asintomático. Es por eso que nuestra estadística no está cuadrando entre la cantidad de fallecidos con la de contagios”, declaró.

Por ello, la autoridad pidió a la gente mantener la cuarentena y extremar las medidas de prevención.