Bolivia Digital

La jefa de Redes Funcionales del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Beni, Rocío Cardozo, informó que en este segundo rastrillaje en el municipio de San Borja se está trabajando con 15 brigadas, las cuales brindarán atención médica y el tratamiento correspondiente para luchar contra el COVID-19, ante la situación crítica en la que se encuentra esta población.

“Estamos conformando 15 brigadas para cubrir la población en general, cumpliendo un objetivo, el de prestar atención y hacer el tratamiento correspondiente, y apoyar al personal de salud que tenemos en San Borja”, dijo.

El alcalde de San Borja, Jorge Áñez, mostró su preocupación por el grado de contagios que existe en su Municipio y dijo que seguirán pidiendo más conciencia a la población para prevenir que la pandemia se extienda y se torne más complicada.

“Este segundo rastrillaje nos va a ayudar muchísimo, porque se van a identificar a las personas que están enfermas y a los que estén enfermos se les dará medicamentos para que se curen en su casa. Esa es la coordinación que hemos hecho con el director del Sedes Beni, por eso estoy muy agradecido por que siempre está muy atento a donde hay necesidad”, manifestó el Alcalde.

Para este rastrillaje, el municipio de San Borja, entregó este miércoles un lote de medicamentos a las Brigadas Médicas, bajo un requerimiento que el Sedes realizó para poder ejecutar con éxito esta actividad que comienza hoy. Asimismo, la institución de salud también complementó esta entrega con medicamentos de donaciones.

Así también el Asambleísta Luis Fernando Roca manifestó que el primer rastrillaje que se realizó fue bastante saludable, ya que la letalidad es baja, “lo que nos interesa es que no fallezca la gente”, expresó el Asambleísta.

Este municipio desde el 16 de julio se encuentra en cuarentena dinámica con el horario de trabajo desde las 6.00 hasta las 14.00 y el comercio hasta las 18.00, lo cual fue considerado como una mala medida ya que se encuentra en una etapa de contagio alto, y también por que existe poco control al solo contar con cuatro efectivos policiales.

“Consideramos que esto (cuarentena dinámica) fue una mala medida, pero sin embargo la población estaba muy presionada. Muchas personas hemos vivido en carne propia la necesidad de nuestra gente, se ha identificado entre un 70% y 80% de pobreza en que vive la gente del día a día”, explicó el presidente del Comité Cívico de San Borja, Gabriel Gómez Calvo.