Las oficinas del Sedes de Beni. (Foto: La Palabra)

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Beni, Jorge Gómez, estuvo presente este domingo en el inicio de la campaña de desparasitación con Ivermectina para enfermos con COVID-19, iniciado por la Federación de la Junta de Vecinos de la ciudad de Trinidad ante la desesperación y pánico de su población frente a la pandemia.

“Los tres niveles del Estado están respaldando esta gran iniciativa. Hemos unido esfuerzos para poder colaborar y a partir de mañana o el martes se incorporan los Centros de Salud a esta campaña, (…) para que sea un poco más grande y se tenga más esperanza”, afirmó Gómez.

Por su parte, Johnny Tereba, presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Trinidad, respaldado por los representantes de barrios y distritos afirmó que se organizó la desparasitación para salvar la vida de la ciudadanía trinitaria.

“La población está totalmente desesperada, el pánico es lo que está matando a la gente. Con esta vacuna y la explicación que hoy hemos recibido vamos a lograr que las cosas se calmen”, afirmó Aldo Berdecio, presidente del barrio Pedro Ignacio Muiba.

Rosmery Silaipi, presidenta de la Junta de Vecinos del Distrito 4, señaló que la campaña es importante para salvar vidas. “En nuestro barrio se está muriendo mucha gente y no sabemos qué hacer”, aseveró.

Alta demanda de atención hospitalaria

Un hecho lamentable se produjo este domingo, ante la avalancha de pedidos de auxilio de la gente. El chofer de la ambulancia del Hospital Obrero, que presentó síntomas de coronavirus, tuvo que ser trasladado en mototaxi al centro médico de la Caja Nacional de Salud (CNS), informó el médico Bernard Terrazas.

El galeno afirmó que el personal de salud cumple turnos de más de 12 horas en el Hospital Obrero de Trinidad. Aseguró que no se pide el pago de horas extras por su trabajo, sino la dotación de insumos de bioseguridad.