Imagen referencial.

De acuerdo con el reporte oficial del Programa Dengue, Zika y Chikungunya del Ministerio de Salud, Tarija registra 1.572 casos, con un incremento en las provincias de Yacuiba, Bermejo y ciudad capital del departamento.

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

El director del Servicio Departamental de Salud de Tarija (Sedes), Paul Castellanos, informó que ante la proximidad de las bajas temperaturas en ese departamento, por el invierno, se determinó iniciar una campaña de vacunación para prevenir las enfermedades respiratorias y virales.

Castellanos señaló que la vacunación contra la influenza, gripe H1N1, comenzó primero con todo el personal de salud y posteriormente los grupos de riesgo.

Asimismo, la autoridad explicó que a escala nacional se determinó un cambio en la definición de los casos sospechosos de coronavirus, esto en torno a los síntomas que deben presentar para considerarse sospechosos, por lo que ahora las personas que serán aisladas y se les aplique una toma de muestras serán las que presenten fiebre y síntomas respiratorios en general.

“El fin de semana cambió la definición de caso sospechoso del coronavirus (…). Ahora se tomará como sospechosos a aquellos que tengan fiebre y síntomas respiratorios″, manifestó.

Finalmente, reiteró a la población que no debe “relajar” las medidas de aislamiento y el distanciamiento social frente a la pandemia.

“Se trabajó en un protocolo en el hospital San Juan de Dios para el uso adecuado de las pruebas rápidas. Dicen que para que toda la información que tenemos sea efectiva tienen que pasar por lo menos siete días del inicio de los síntomas, si tomamos esa prueba antes, puede dar falso negativo y esa sensación de falsa seguridad nos creará grandes problemas”, puntualizó.