La autoridad del SEGIP rechazó que funcionarios con COVID-19 atiendan en esa u otras oficinas y que un usuario se haya infectado por ello. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El director departamental del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) de La Paz, Carlos Siles, desmintió las denuncias que pretenden perjudicar el funcionamiento de las oficinas ubicadas en la calle Sucre, las que refieren que la atención es precaria y que se trabaja con personal contagiado con coronavirus, lo que provocó que algunos ciudadanos intenten bloquear los accesos a las instalaciones.

“Es gente interesada en querer desprestigiar una institución que está hoy por hoy precautelando la salud de los funcionarios y usuarios de este servicio. En una actitud totalmente irresponsable de ciudadanos que no entendieron que la pandemia ocasiona contagios masivos en lugares en los que hay mayor concentración de gente, pretendieron aglomerarse para bloquear, medida que fue persuadida para evitar este cometido”, afirmó.

La autoridad rechazó que funcionarios con COVID-19 atiendan en esa u otras oficinas y que un usuario se haya infectado por ello.

Remarcó que en todas las oficinas del SEGIP se cumple los protocolos de bioseguridad, determinados en marzo, a fin de prevenir y proteger a los usuarios y a los mismos funcionarios.

A la fecha, el SEGIP ceduló a 40 mil ciudadanos, lo que demuestra que se realiza un trabajo continuo y eficiente en favor de la ciudadanía a pesar de la pandemia.