Al menos seis destinos turísticos bolivianos sufrieron el mayor impacto por el coronavirus (COVID-19). (Foto: Los Tiempos)

Jorge Castel / Bolivia Digital

Al menos seis destinos turísticos bolivianos sufrieron el mayor impacto por el coronavirus (COVID-19). Se estima que el 50% de las microempresas ligadas al sector cerrarán o cambiarán de actividad económica.

El dato proviene del estudio “Impacto del COVID-19” realizado por la carrera de Administración de Hotelería y Turismo de la Universidad Franz Tamayo (Unifranz) durante la cuarentena.

El estudio indica que “el salar de Uyuni, Rurrenabaque, Copacabana, Yungas, Cordillera y Misiones son los más afectados”.

“El turismo en Bolivia pierde 34 millones de bolivianos por día; hay 140 mil empleos en riesgo; más del 50% de las microempresas turísticas piensan cerrar y/o cambiar de rubro, y el salar de Uyuni, Rurrenabaque, Copacabana y Los Yungas no se podrán recuperar hasta 2021”, indica la conclusión del estudio.

Orlando Poma, docente investigador de la Unifranz El Alto, dijo que la nueva estrategia poscoronavirus está orientada a cambiar la oferta.

“Es momento de reinventarnos y aplicar los protocolos de bioseguridad. Debemos apropiarnos de las innovaciones tecnológicas. Por ejemplo, ya hay programas que hacen paseos virtuales en el salar de Uyuni, esa es la manera de comenzar a llamar la atención de los turistas”, afirmó.