Diego Wayar, volante de marca.

Bolivia

Los jugadores de la Selección boliviana apoyan la continuidad del técnico César Farías al frente de la Verde.

En contrapartida piden a los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) respetar el proceso que se inició con el entrenador venezolano desde septiembre de 2019.

La posición la hicieron conocer al retorno de los encuentros amistosos ante los equipos de Chile y Ecuador. 

Dicen que un cambio de cuerpo técnico en medio camino es como empezar de cero y eso es totalmente perjudicial, porque cada entrenador tiene su forma de trabajar y plantear un juego, con una idea y propuesta diferente.

“No me parece hacer cambios cuando ya se inició un proceso, porque cada entrenador que viene empieza de nuevo y no es ésa la mejor manera. Un proyecto debe tener continuidad, tiene su tiempo, vamos a ir mejorando y más adelante vendrán los resultados”, señaló el experimentado volante Erwin Saavedra.

Dijo que el trabajo que desarrolla el profesor Farías es bueno, “la Selección tiene buenos talentos jóvenes y hay una buena camada que se está formando. En cada partido vamos agarrando más confianza y el roce internacional que tenemos es importante”.

De la crítica de los hinchas por los malos resultados ante Chile y Ecuador, dijo que se aceptan cuando son fundamentadas porque “eso te ayuda a mejorar. Lo importante es no decaer, sino seguir adelante”.

El delantero Rodrigo Ramallo destacó que el roce internacional es importante para los jugadores jóvenes que están empezando a tener minutos y a aprender las buenas enseñanzas que transmite el entrenador Farías. “Las cosas van por buen camino. Lo malo tiene que cambiar en base a un trabajo sostenido”, recalcó.

Sobre la continuidad de Farías, afirmó: “La dirigencia tiene que respetar los procesos, el profesor Farías tiene todo el apoyo y lo que está haciendo para nosotros (los jugadores) es positivo”,

Respecto a las falencias que se notaron en los encuentros de preparación, dijo que la respuesta no ha sido buena de algunos jugadores, faltó actitud y compromiso, por lo que “cada uno tiene que hacer una autocrítica y trabajar de mejor manera en sus clubes”.

A su turno, el volante de contención Diego Wayar dijo que los seleccionados tienen que hacer un trabajo extra para mejorar en la perspectiva de que haya uniformidad en el rendimiento para sacar adelante a la Selección.

“Desde que comencé a jugar en la Selección siempre se habla de procesos y nunca se ven, porque entra un técnico y lo echan, viene otro y pasa lo mismo; entonces no hay continuidad del proceso y eso es perjudicial para el fútbol boliviano”, puntualizó.

En la próxima reunión de Comité Ejecutivo de la FBF se analizará la situación y hay la inclinación de los dirigentes de que la Copa América sea el examen decisivo para respaldar el trabajo de Farías o hacer un cambio del cuerpo técnico.

linkedin