La sesión de los legisladores. (Foto: Cámara de Senadores)

Bolivia Digital

La Cámara de Senadores aprobó la madrugada de este jueves el Proyecto de Ley de Recuperación del 12% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos para las Entidades Territoriales Autónomas y Universidades, con la finalidad de fortalecer la lucha contra la pandemia del coronavirus.

“Lo que hace este proyecto de ley es retener el 12% que en este momento está presupuestado para la explotación y exploración de hidrocarburos, hacer que los niveles autonómicos destinen este presupuesto para el tema de salud y coadyuvar en el tema de abastecimiento en esta cuarentena que sufre la población”, afirmó el senador Efraín Chambi, una vez culminada la sesión que se realizó en el hall de la Vicepresidencia del Estado.

El senador proyectista indicó que esta norma autoriza que los gobiernos subnacionales, como gobernaciones, municipios y donde se incluye a las universidades estatales, utilicen esos recursos para temas de salud pública y abastecimiento.

La norma señala la suspensión temporal del descuento del 12% establecido en la ley 767 de Promoción para la Inversión en exploración y explotación hidrocarburífera para que los beneficiados con esos recursos puedan “enfrentar la pandemia del coronavirus y desarrollen acciones para garantizar la seguridad alimentaria y el fortalecimiento de las actividades productivas”.

La norma aprobada también establece que la suspensión temporal de ese descuento será desde la promulgación de la ley hasta el levantamiento de la declaratoria de emergencia sanitaria.

El destino de los recursos será: el 50% para actividad de prevención, atención y contención del coronavirus, el equipamiento de hospitales y la compra de pruebas rápidas; el 25% será para la provisión de alimentos a la población y el restante 25% al fortalecimiento de la producción local afectada por la cuarentena.

En el caso de las universidades, los recursos deberán ser utilizados en actividades de prevención, atención y contención del coronavirus, el equipamiento de hospitales universitarios y la compra de pruebas rápidas.

La norma consta de tres artículos y una disposición final, y fue remitida a la Cámara de Diputados para su revisión de acuerdo con procedimiento legislativo.