Cecilia Barría/BBC Mundo/Brújula Digital       

París bloqueado y la mayor parte del transporte público paralizado en Francia, el país europeo vive la mayor huelga de las últimas décadas.

Cientos de vuelos, líneas de metro y casi todos los trenes de alta velocidad fueron cancelados ayer en protesta contra la reforma del sistema de pensiones impulsada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Según informaron los sindicatos que organizan la movilización, el paro continuará hasta el lunes y la red de transporte permanecerá “prácticamente paralizada” si el Gobierno no abandona su proyecto. 

Desde París, Christian Geppert, economista y experto en pensiones de la División de Políticas Sociales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), dice que así como ocurre en Francia, los sistemas de pensiones en distintas partes del mundo están bajo presión.

“Hay una conexión con el debate en América Latina, donde los países también se enfrentan a un fuerte envejecimiento de la población en las próximas décadas”. “Chile y México están entre los países más jóvenes de la OCDE hoy en día, pero vivirán un proceso de envejecimiento muy fuerte en el futuro”, advierte. Según Geppert, en Latinoamérica —a diferencia de Francia— uno de los grandes desafíos es la informalidad laboral, la cual genera una falta de protección social en amplios sectores de la población.