PORTADA DE LIBRO-GOLLA

Saraí Amoros Ramos*

La obra Cuentos feroz III, del autor boliviano Gonzalo Llanos, también conocido como ‘Golla’, se remite a uno de los libros fundacionales  de la literatura china, el Zhuangzi. El aporte no es gratuito cuando denotamos en el transcurrir de la lectura que algunas características esenciales del texto pertenecen a esa antigua obra: la transformación, el razonamiento ante lo absurdo del conocimiento humano, el mundo racional, la libertad y la relación directa, extraña y onírica con la naturaleza. 
El pasaje ‘Sueños de Zhuang Zhou sobre ser una mariposa’, parte del Zhuangzi, establece un convenio con el lector, pues Zhuang Zhou no distingue entre el sueño y la realidad, entre el estar despierto o dormido, y ello sitúa al espectador en un espacio de linde, de límite, entre lo ficcional y lo real de lo que leerá. 
La posibilidad de confundir el sueño con la vigilia fue una cuestión clave en Descartes para saber  el  grado de certeza que puede alcanzar el hombre e incluso llegar a sostener la hipótesis del genio maligno, entendido como la posibilidad de que nuestro espíritu sea controlado por algo  que escapa a nuestra consciencia. 
Luego, el mismo Freud puso el inconsciente como una de las fuerzas más importantes que influye en el ser humano. Lo que escapa de la conciencia, lo irreal anclado en lo puramente real, tal como si el autor/filósofo ingresara a la oscura caverna platónica para contarnos cuál es la realidad y darnos la clave de la comprensión.  
Elementos interesantes hacen de la lectura de cada cuento una experiencia distinta, en la que los personajes se convierten en “bisagras” que separan preconceptos de nuevas formas de entender la vida. Y entonces que la metaforización de “la mariposa de Zhuang Zhuo” aparece replicada: la ceguera física y la moral: la transposición de sentimientos y roles entre madre e hija; la dicotomía entre el rico de espíritu y el pobre que engrandece, el Dios visto como delincuente desde de una anciana; y la fortaleza de un muñeco enfermo o las debilidades de un poderoso  humano. 
En todos los casos, el personaje central no es solo quien desarrolla la acción, sino quien rompe los esquemas de pensamiento conocidos. Ellos son atrevidos, solitarios, reflexivos pero sobre todo inconformes, transgresores y tristes. Pues la zoología y la humanidad se dan la mano en la medida en que no encontramos animales indefensos,  sino que interactúan con el mundo humano tal como si fuesen uno más, ellos en su animalidad habitan la (su) humanidad.   

Golla nació en La Paz en 1964. Es egresado de la Academia de Bellas Artes Hernando Siles y cursó estudios de Comunicación Social en la UMSA. Como artista realizó varias exposiciones individuales, fue ilustrador del semanario La Época y fue parte del Taller de Cuentos Correveidile. 

*Filóloga y conductora de TV