María Cristina Quispe Mamani. (Foto: Captura de pantalla)

Bolivia

María Cristina Quispe Mamani perdió a su esposo, Juan José, porque recibió un impacto de bala en el corazón durante la represión militar y policial en Senkata, El Alto. 

“Que paguen todo el daño que nos han hecho, nos han destrozado la vida”, exclamó en el programa Somos Democracia, de la red de medios estatales.

Aquel día, su esposo salió a cobrar su sueldo por trabajos de mecánica y nunca retornó a su casa.

“Ha sido una bala que le llegó al corazón, le reventó el corazón”, contó entre sollozos.

Pasó un calvario para encontrar el cuerpo que estaba en el templo de Senkata.

“Entro a la iglesia y había seis cuerpos tendidos en las bancas y ahí estaba mi esposo, no lo podía creer, no sabía qué hacer, en ese momento todo se me destrozó, lo único que pensaba era en mi bebé, y al mismo tiempo sentía rabia e impotencia”, siguió relatando.

Recuerda que esa noche los helicópteros seguían dando vueltas por la zona, vigilantes, y cada vez llegaban más cuerpos.

María expresó que ni con el encarcelamiento de los asesinos le devolverán la vida de su esposo.

“Añez decía que estaba pacificando el país, pero quería pacificar matando a personas humildes”, concluyó la entrevistada.

LinkedIn