Infografía: Javier Pereyra

R.M.B. – Edición impresa

El general Rodolfo Montero, comandante de la Policía, informó que a la fecha ya son 127 los efectivos policiales que dieron positivo a COVID-19, la mayoría de ellos en Santa Cruz y La Paz; sin embargo, 44 ya se recuperaron porque cumplieron con la cuarentena y recibieron un tratamiento médico adecuado.

Los policías, junto con personal de Salud y de las Fuerzas Armadas (FFAA), son los más propensos a contagiarse con coronavirus, ya que a diario están en las calles, avenidas, entidades bancarias, centros de abasto, entre otros, para reflexionar a la ciudadanía, hacer cumplir la cuarentena y evitar que la gente se aglomere.

A la fecha ya son dos los uniformados que perdieron la vida como consecuencia de la pandemia: un sargento y un teniente.

El general Montero remarcó la importancia de que la población cumpla con los protocolos de bioseguridad como el distanciamiento de al menos un metro entre personas, el uso de barbijos, alcohol en gel y, sobre todo, que se quede en su domicilio para que de esta manera los policías no estén en riesgo.

El fin de semana se dio de alta a nueve efectivos policiales que estaban contagiados con coronavirus y que cumplieron con la cuarentena en La Paz y El Alto.

Los uniformados indicaron que se habían contagiado porque tuvieron contacto constante con la ciudadanía durante los operativos de control y contención.

A pesar de los riesgos, Montero aseguró que los más de 35 mil policías continuarán con sus labores de ayuda a la ciudadanía en el combate al coronavirus y que, con la ayuda de la población, se podrá tener éxito en esta lucha.