Punto de bloqueo en la ciudad de Santa Cruz. (Foto: APG)

• Guadalupe Castillo /

A 35 días del paro en Santa Cruz, representantes de los transportistas y juntas vecinales, además de algunas autoridades ratificaron ayer su pedido de levantar la medida de presión, ya que la demanda de Censo en 2023 fue desechada por los representantes del Comité Interinstitucional.

El gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, y el presidente cívico Rómulo Calvo, quienes lideran el Comité, aceptaron el miércoles que el Censo se lleve a cabo en marzo de 2024; sin embargo, insisten en mantener el paro.

Ante esa situación, el dirigente del Transporte Público de Santa Cruz, Mario Guerrero, exhortó a levantar el paro, pues el sector es el más afectado por la medida y a los afiliados les urge volver a trabajar ante la proximidad de las fiestas de fin de año.

“Son varios días que no hemos podido trabajar, algunos micros aprovechan los días de abastecimiento para circular, pero no podemos seguir así. El gobernador fue claro al decir que el tema de la fecha no es importante, por eso el paro ya debería levantarse”, dijo en declaraciones a medios locales.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Santa Cruz, Laura Vicenti, indicó que los vecinos están alarmados por lo que sucedió en el paro, en referencia a los hechos de violencia, los abusos y la delincuencia.

“Son más de 30 días que no trabajamos, muchos fuimos humillados, ultrajados al querer pasar por las rotondas y bloqueos, ha habido muertos, violaciones y aún siguen con el paro, eso no tiene justificativo, es lamentable esta situación”, señaló en contacto con Bolivia TV.

El alcalde de Pailón, Hagapito Castro, también manifestó que es necesario levantar el paro e instó al Comité Interinstitucional a decirle la verdad a quienes mantienen la medida, es decir, que el Censo se efectuará en 2024 y más bien trabajar para lograr la reactivación económica de la región.

“Consideramos (que) todas las autoridades (de Santa Cruz) siguen sacrificando a la población con un paro injustificado, no tiene ningún valor. El pueblo cruceño necesita trabajar y estas medidas tienen que deponerse a la brevedad posible”, dijo en contacto con Cadena A.

Incluso, el asesor del Comité Interinstitucional, José Luis Santistevan, declaró ayer que es necesario “cambiar de estrategia” y no seguir con el paro indefinido ante los diversos reclamos de la población cruceña que exige respeto a su derecho a trabajar y a circular libremente.

“Yo creo que hay que cambiar de estrategia, hay que ir más allá del paro, ya no hay que sacrificar a la gente en las calles y rotondas, sino buscar la forma de cambiar el relacionamiento con el Estado”, dijo a radio El Deber

En esa línea, en La Paz, el viceministro de Desarrollo Rural, Álvaro Mollinedo, exhortó a Camacho y Calvo suspender de inmediato la medida de presión, pues atenta a la economía, la salud, la educación, el trabajo y la seguridad alimentaria de los cruceños.