Adultos mayores reciben el suplemento alimenticio Carmelo (Archivo). /Foto: Gonzalo Jallasi.

Guadalupe Castillo/Ahora El Pueblo Digital/

El Ministerio de Salud y Deportes mejoró la formula del suplemento alimenticio Carmelo para los adultos mayores, sumando prebióticos, carbohidratos de bajo índice hiperglucémico y colágeno hidrolizado, además mantiene la quinua y el omega 3, informó la responsable de la Unidad de Alimentación y Nutrición de esa cartera, Evelyn Cerruto.

“El Carmelo, a nivel regional, es un producto innovador en la región”, destacó Cerruto en entrevista con Bolivia TV.

Expuso que los cambios se realizaron bajo criterios técnicos, con base a información de las patologías que aquejan a ese grupo etario poblacional, logrando así diseñar estrategias específicas para los beneficiarios del suplemento alimenticio.

“Tenemos indicadores epidemiológicos nutricionales, también de la producción de alimentos a nivel nacional y el consumo de alimentos del INE (Instituto Nacional de Estadística), son muchos los criterios que se consideran, todo en el afán de innovar tecnológicamente. Un producto no puede quedarse con un diseño, sino debe sufrir una mejora continua a fin de garantizar la mejor calidad al usuario”, argumentó Cerruto.

En esa línea, explicó que los prebióticos son componentes alimenticios no digeribles que estimulan la flora microbiótica intestinal con una función nutricional protectora, lo cual beneficia a las personas mayores que con los años van disminuyendo. Mientras, el colágeno hidrolizado refuerza las articulaciones y fortalece el sistema óseo en general.

La actual formula además contiene carbohidratos de bajo índice glicémico, es decir que no incrementan el nivel de azúcar en la sangre, sobre todo beneficiando a personas con diabetes.

Ahora el suplemento contiene 12 vitaminas y ocho minerales, entre otros ingredientes favorables para una mejor salud de los adultos mayores.

El Carmelo se distribuye en Bolivia desde hace siete años, como parte de una política social del Gobierno nacional en favor de todos los adultos mayores del país. Los jubilados con seguridad social pueden acceder al producto en los policlínicos de las Cajas de Salud; y los que no tienen ese servicio, en los centros de salud mediante el Sistema Único de Salud (SUS).