seg-8 primo de evo

 

Redacción central – Edición impresa

El Juzgado 2º de Instrucción en lo Penal de la zona Sur de La Paz dispuso ayer la detención preventiva por seis meses para Luis Hernán Soliz Morales, el supuesto primo del expresidente Evo Morales, imputado por los delitos de sedición y terrorismo.

La fiscal Heidi Gil informó el viernes que el aparente familiar del exmandatario se comunicó vía teléfono al menos en 10 ocasiones con Morales, antes y después de que viaje a México, cuando renunció a la presidencia.

Este flujo de llamadas hace sospechar que recibió alguna instrucción conspirativa y sediciosa, al igual que Faustino Yucra.

“El fallo se basó en presunciones legales y criterios que no fueron demostrados. La detención preventiva fue por un tecnicismo, porque los riesgos procesales se desvirtuaron en la audiencia cautelar”, manifestó Jhonatan Vargas, abogado de Soliz Morales.

Respecto a la presunta relación familiar entre ambos, el jurista aseveró que no tienen ningún parentesco.

“No se demostró que sea primo, no hay un certificado que demuestre el posible vínculo familiar. Todas las acusaciones se basaron en el alto flujo de llamadas entre ambos”, manifestó.

Las pesquisas del Ministerio Público establecieron que Soliz Morales estaría relacionado con las instrucciones que dio el expresidente desde México al dirigente Faustino Yucra, prófugo de la justicia, para que continúe con el bloqueo de caminos, el cerco a las ciudades y no dejar pasar alimentos como medida de protesta al gobierno de la presidenta constitucional  Jeanine Áñez.

El cuaderno de investigaciones señala que Soliz ocupó el cargo de asistente del exmandatario y tenía una oficina en el Ministerio de la Presidencia.