Si usted quiere donar un libro, puede contactarse a la página de Facebook o al 71269427 con Javier. (Foto: Ahora EL PUEBLO)

Williams Ramírez / Ahora El Pueblo

Un libro es el medio de transporte que a más destinos puede llevarnos y que menos valoramos. Es esa oportunidad de encontrarnos con otras personas, conocer otras visiones y visitar otros mundos.

Dos bibliotecólogos decidieron prestar libros para llevarlos con simples requisitos: presentar el carnet de identidad, registrarse en Facebook e ingresar a un grupo de whatsapp.

Uno de los problemas más grandes en las bibliotecas es el préstamo a domicilio de libros, porque cada ejemplar es un activo de la biblioteca pública o privada, y prestar un libro sería como dar una silla o mesa. Si el activo no retorna, el bibliotecario debe reponerlo.

Si bien existe el préstamo a domicilio, el prestatario, por así decirlo, debe cumplir con requisitos engorrosos que implican demostrar residencia y su identidad, por ejemplo.

Para subsanar este problema y hacer que la gente adquiera el hábito de la lectura, los bibliotecólogos Javier Saravia y Rudy Luna idearon el emprendimiento que bautizaron como Taqpachaw taqinki, palabras aymaras que pueden traducirse como “Todo es de todos” y eso incluye a los libros.

“Lo que hicimos básicamente fue dar nuestros propios libros, ya que muchos de ellos no los usamos, los leemos una sola vez y casi nunca los releemos”, explica Saravia.

Cualquier lugar es bueno

Taqpachaw taqinki busca espacios culturales como La Paz Lee, que es una actividad promovida por la Secretaría Municipal de Culturas del municipio paceño, aunque plazas y parques también sirven para incentivar a la gente a la lectura. La primera vez que salieron a prestar libros fue el 23 de abril.

Se espera volver con el emprendimiento en la Noche Larga de Museos el 21 de mayo, ya que se quiere hacer al menos dos veces al mes y después con salidas más continuas. Se espera lograr acuerdos para salir junto a las bibliotecas municipales zonales para brindar el servicio de préstamos de libros y así fomentar y promocionar la lectura.

Libros de la literatura universal y nacional, ensayos, de autoayuda, política, filosofía, aventura, infantiles, biográficos, misterio, terror, poesía, teatro, cuentos, novelas, revistas de interés general y comics componen el emprendimiento que empezó con 100 libros y hoy duplicaron esa cantidad gracias a las personas que entendieron que los libros son de todos. Ahora 20 libros encontraron lectores y fueron prestados, pero se espera que esa cifra aumente hasta que los emprendedores se queden sin libros en las ferias, que es el objetivo propuesto para este año.

“Nuestra colección es variada, pero no intentamos en ningún momento recomendar cierto tipo de literatura, nuestro objetivo es que la gente empiece a leer y le guste, no importa el género o estilo, lo importante es que la gente lea”, manifestó Saravia.

Los libros son bienvenidos

Para los emprendedores altruistas, que no tienen ni la más remota intención de lucrar con los libros, una colaboración es como una bendición transformada en un libro que pueda leerse, no importa el estado, pero si es nuevo es mejor.  

La idea principal es lograr que la gente que entre sus cosas tenga libros pueda compartirlos con otras personas y así generar una ayuda para la población, pensando sobre todo en quienes no cuentan con los recursos para comprar un libro para iniciarse en la lectura.

Con la premisa de que los ‘Libros son de todos’, los bibliotecólogos socializan los libros pidiendo que se los cuide como si fueran propios, ya que un libro es de todos pero también para todos. 

El emprendimiento que nació el mes pasado con los libros podría albergar mayores iniciativas porque Taqpachaw taqinki, ‘Todo es de todos’, alberga la idea de compartir, de brindarle al otro la posibilidad de tener algo que ya no se usa, en este caso  libros.

Mediante la página de Facebook, https://www.facebook.com/loslibrossondetodos/ se informa de la vasta literatura con la que cuentan, los lugares que visitarán para que la gente esté atenta, quizás en la plaza de su barrio o en un parque cercano.

Si usted quiere donar un libro, puede contactarse a la página de Facebook o al 71269427 con Javier.

Se aceptan todos los libros sin censura

Queremos respetar las ideas y los gustos de todos, por eso invitamos a todas las personas que quieran compartir sus gustos en literatura o sus intereses en ramas del saber social o científico, que puedan contactarnos, porque a través de sus experiencias y su relación con los libros podemos hacer que más gente se interese en la lectura.

Incluimos libros sobre introducción a algunas ramas de las ciencias exactas o sociales, para que las personas puedan darse una idea inicial de qué tratan. Como ven, tratamos de ser muy variados. Tratamos de no vetar o censurar libros o revistas para que entren en la biblioteca. De entrada, todo es bienvenido, no somos una biblioteca que determina cuáles son las obras que “deben” leerse y cuáles no.

LinkedIn