Uno de los laboratorios entregados en ambos departamentos. (Foto Ministerio de Deportes)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, informó que en Tarija y Chuquisaca ya se empezaron a tomar pruebas en sus propios laboratorios, por lo tanto ya no tendrán que esperar que lleguen desde La Paz.

“El sistema de salud en Bolivia está cada vez más equipado para atender casos de COVID-19. Chuquisaca y Tarija ya realizan sus pruebas en sus propios laboratorios”, señaló la autoridad.

Añadió que probablemente en esta semana o máximo en 10 días se habilitarán laboratorios en Oruro y Potosí, y el de Trinidad está a punto de hacer sus primeras pruebas.

Navajas recordó que ningún país fue capaz de aguantar una avalancha masiva de positivos, pero en Bolivia se habilitan cada día más camas y más hospitales que son preparados con unidades de terapia intensiva y también centros de aislamiento.

“Hasta el martes llegaron 200 camas más para ser distribuidas y estamos mejor preparados que hace dos o tres meses”, sostuvo.

En cuanto a la curva de infecciones, Navajas manifestó que no tienen una fecha exacta para aplanarla, pero “esperaremos los informes de los epidemiólogos y especialistas que trabajan por Bolivia para darnos proyecciones (fechas estimadas) de la elevación de la curva”.

En cuanto al uso de la Ivermectina, que fue incluida en la lista de medicamentos esenciales en Bolivia, Navajas insistió en que no se recomienda su uso para el tratamiento contra el coronavirus por falta de evidencia científica.

“La decisión se la tomó porque aparecieron una serie de especulaciones sobre este fármaco y nosotros como ente regulador no podíamos permitir que se cree especulación y falsas expectativas de un medicamento que no está probado, que no hay evidencia científica lo suficientemente contundente como para decir que actúa a nivel del coronavirus”, agregó.

Mediante una resolución ministerial se incorporó la Ivermectina en la lista nacional de medicamentos esenciales y según el reporte de algunos medios de comunicación, varias personas empezaron a buscar el producto en las farmacias, incluso formando filas.

LinkedIn