Con la cantidad de casos confirmados de dengue, 2020 es un año en el que Bolivia presenta cifras similares a las de 2009, que tuvo el registro más alto en la historia de Bolivia.

Veiska Soto / Bolivia Digital

Con una tasa de letalidad del 0,02%, en la semana epidemiológica número 15, la cifra de los casos de dengue en Bolivia es de 76.432 casos sospechosos, de los cuales 12.260 son casos confirmados; de ellos, 205 son casos de dengue grave, de los cuales 19 han terminado en decesos.

Sobre la chikungunya y el zika, los reportes del país son muy bajos: 33 casos de chikungunya en lo que va del año y 12 casos de zika.

“Este es un año epidémico para todos los países de las Américas y es importante mencionar que estamos con cifras similares a las que hemos tenido en 2009 con el registro más alto de casos de dengue en la historia de Bolivia, pero hay que ver que pese al reporte elevado la tasa de letalidad es 0,02%”, informó al periódico Bolivia la responsable del Programa Dengue, Zika y Chikungunya del Ministerio de Salud, Carla Romero.

Sin embargo, mencionó que estas últimas semanas epidemiológicas el país reportó una reducción de casos en Santa Cruz, Beni y Pando, ingresando a la franja de seguridad por el control de la epidemia; Tarija y Chuquisaca presentan incrementos no significativos.

Tarija, con 1.572 casos, presenta un incremento en las provincias de Yacuiba, Bermejo y la misma ciudad, que está en la provincia Cercado.

Pando registra 690 enfermos; en el norte de La Paz los 356 registros están en Mapiri y La Asunta.

Chuquisaca, con 1.641 casos confirmados, reporta un incremento no significativo; el municipio de Monteagudo ha tenido el mayor número de enfermos, al igual que Sucre.

En Beni existen 1.470 casos confirmados. “Estamos superando las cifras de 2009, eso quiere decir que durante los últimos 10 años registramos los reportes más altos, tenemos un incremento de más del 400%”, señaló la experta.

Romero destacó que al momento existe una repuesta rápida del Ministerio de Salud, los equipos de contención conformados por técnicos de vectores están realizando la fumigación correspondiente, sobre todo con equipo pesado.

Afirmó que no se puede comparar el dengue con el COVID-19, “la tasa de letalidad para semejante cantidad de casos de dengue es muy baja, 0,02%, pero con el coronavirus tenemos un 6,6%; los porcentajes de letalidad son muy altos en todos los países y están por encima del 2%”.

El dengue se puede prevenir

La responsable del Programa Dengue del Ministerio de Salud, Carla Romero, subrayó que el dengue se puede prevenir y que “la solución está en nuestras manos”, solo se debe limpiar la casa y acudir a tiempo a un establecimiento de salud.
En este escenario complicado que vive el país, Romero recomienda que el boliviano debe hacer su parte con el control domiciliario, eliminando los criaderos de mosquito y no esperar que el sistema de salud le tenga que dar la respuesta.

«A diferencia de 2009, si algo hemos logrado es que la población acuda al establecimiento de salud en forma oportuna y cumpla los protocolos de atención. Esos son aspectos muy importantes para el Ministerio de Salud, que hace que la tasa de letalidad sea baja”, concluyó Romero.