El teniente Adán Boris M. A. fue aprehendido la madrugada del sábado en un alojamiento en el municipio de Montero en Santa Cruz, se presume que ese inmueble pertenece a uno de sus familiares. (Foto: APG)

Bolivia Digital

En las primeras declaraciones informativas que hizo el teniente Adán Boris M. A., confesó haber quemado el cuerpo de la joven Betsabé de 24 años en la Maica, Cochabamba. Pero negó haberle disparado y afirmó que ella misma se dio el tiro en la cabeza, por error.

El abogado de la familia de la víctima, Percibal Garrón Torrico, confirmó esa información, además señaló que el sindicado no supo explicar por qué no la auxilió.

“Él admitió el delito, pero dice que sólo quemó el cuerpo y quien se quitó la vida fue Betsabé, por un error él le habría dado el arma cargada. No explicó porque no auxilió a la víctima, sólo dijo que no sabía qué hacer en ese momento. La forma en que actuó no corresponde al hecho”, dijo el abogado a los medios locales.

El teniente fue aprehendido la madrugada del sábado en un alojamiento en el municipio de Montero en Santa Cruz, se presume que ese inmueble pertenece a uno de sus familiares.

Según las investigaciones el policía pretendía huir a Brasil, pero no tenía dinero y para ello pedía y recibía recursos de sus familiares y dos mujeres.

Según el jurista, el sindicado solicitó someterse a un juicio abreviado, para no seguir implicando a su familia, Roberto M. y su cuñada, Cinthia G., que fueron aprehendidos en calidad de cómplices.

La audiencia cautelar inició a las 10.00, aproximadamente, es investigado por los delitos de violencia familiar, trata de personas además. Explicó que en base a las declaraciones del acusado, solicitarán que se cambie el tipo penal a feminicidio y pedirán una condena de 30 años de cárcel.

Por otra parte, Garrón explicó que las pruebas de ADN que se hizo a los restos que se encontró en la Maica, recién se conocerán en lunes, pero el abogado considera que hay suficientes pruebas que implican al policía.

“Se encontró el arma, el vehículo donde hay mancha de sangre y otros fluidos, pero el resto de las pertenecías fueron quemadas”, indicó Garrón.