• Reynaldo Gutiérrez

Si The Strongest no logra hoy un resultado positivo en su visita a Santos de Brasil, el sueño de avanzar a la próxima ronda de la Copa Libertadores terminará en una pesadilla. El partido de la tercera fecha del grupo C se jugará en el estadio Urbano Caldeira, a partir de las 18.15.

El ganador del duelo entre coleros de la serie alentará esperanzas para seguir ilusionando con una clasificación a la siguiente fase, que por ahora dominan Boca Juniors de Argentina y Barcelona de Ecuador, que se medirán desde las 20.30 en Guayaquil.

Los dos están obligados a sumar y por eso se estima que será un cotejo jugado a buen ritmo y con vocación ofensiva, aunque el Tigre planteará un esquema defensivo, con un sistema de 4-1-4-1. Jaime Arrascaita será el reemplazante de Raúl Castro, que está lesionado.

Luego de dos fechas jugadas, el equipo brasileño y el plantel ‘atigrado’ tienen cero puntos.

Será árbitro del encuentro el chileno Christian Garay, asistido por sus compatriotas Raúl Orellana y Claudio Ríos.

Organiza banderazo y termina en agresión

El presidente de The Strongest, Ronald Crespo, admitió en Brasil que se organizó un banderazo en apoyo al equipo, pero por influencias externas terminó en una agresión, con insultos de por medio, a los jugadores y cuerpo técnico del equipo.

“Hay especulaciones y malas informaciones, lamentablemente se produjo un tema que no se tuvo control como dirigentes porque se rebasó todo, muchos quieren quebrar la relación entre jugadores y dirigentes, y no lo van a lograr, vamos a salir adelante, vamos a demostrar que todo lo que se manifestó a través de las redes sociales y algunos programas mal intencionados es una vil mentira”, afirmó y pidió disculpas.

Añadió que los afanes desestabilizadores no son recientes, vienen desde la gestión de César Salinas y doña Inés Quispe Vda. de Salinas.

“Yo estoy fuerte y no me voy a quebrar”, enfatizó.

linkedin