La cachorra Bayley, una can de alta energía, se distrae con la botella colgante, llena de croquetas. Foto: Gabriela Ramos

Gabriela Ramos/ Bolivia
Existen perros que tienen una energía alta y que necesitan ser sacados a pasear por lo menos una vez al día. Debido a la cuarentena, muchos dueños se vieron en la disyuntiva de respetar la medida o arriesgarse a contagiarse con el coronavirus al acompañar al can fuera de casa.
La asociación Amor por los Animales Bolivia (Aplab) y amantes de los animales dieron consejos para que estas mascotas gasten su energía mediante juegos que se pueden desarrollar en el patio o en el departamento, sin necesidad de llegar a la calle.

La botella colgante
Uno de los métodos más recomendados es la botella de croquetas. Busque una botella de plástico vacía y hágale agujeros de un centímetro o menos de diámetro en la base, llénela con croquetas, tápela y amarre su pico con una cuerda.
Tome el otro extremo de la cuerda y cuelgue la botella en el tendedero de ropa o de la grada. La idea es que la botella se balancee y que a medida que el perro la golpee o trate de agarrarla con sus dientes las croquetas salgan por los agujeros.
El can asociará el juego con la comida y gastará toda su energía en tratar de que las croquetas caigan al suelo.
Esta actividad es recomendada por Ana Serrano, de Aplab, como una opción ideal para aquellas personas que tienen un patio y pueden distraer allí a sus mascotas.

Tesoro escondido
Sin embargo, hay muchas familias que viven en departamentos y sus animales necesitan salir a la calle para distraerse. Para ellos la mejor forma de suplir los paseos es esconder croquetas en distintos lugares de la casa.
Para ello necesitará la ayuda de otra persona que sostenga al animal mientras usted esconde las croquetas debajo de sus muebles, de puertas o en lugares que vea conveniente, siempre que el animal pueda acceder a la croqueta con un poco de esfuerzo.
Cuando termine de ocultar los premios, indique a la otra persona que suelte a la mascota para que inicie el juego.
“Esta cuarentena es el mejor momento para pasar tiempo con nuestras mascotas, jugar con ellas y alegrarlas. Es fácil hacer que gasten su energía sin la necesidad de salir a la calle”, aseguró Berenice Careaga, rescatista independiente de canes.

linkedin