Un hangar con aeronaves fue destruido por el tornado en el Aeropuerto Regional de Monroe, en Lousiana. (Foto: AP)

DW / Bolivia Digital

Un poderoso tornado azotó ayer al estado de Mississippi y provocó la muerte de al menos seis personas, informaron las autoridades, que denominaron el evento atmosférico como algo “excepcionalmente raro”.

Las condiciones de la tormenta fueron lo suficientemente intensas como para que otros tornados pudieran surgir en los estados de Alabama y Georgia, advirtió la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration). 

Mississippi registraba fuertes ráfagas de viento en otras partes del estado, señaló el Servicio Nacional de Meteorología, tras añadir que se avistó un tornado al norte de Meridian, cerca de los límites con Alabama.

Las autoridades de emergencia registraron daños en al menos 300 residencias y otras construcciones en el norte de Luisiana, las compañías de servicios públicos reportaron miles de interrupciones al servicio eléctrico y se cancelaron vuelos en el Aeropuerto Regional de Monroe, donde algunos de los edificios sufrieron afectaciones en las fachadas y sus escombros se asentaron sobre las pistas.

El director de dicho aeropuerto, Ron Phillips, dijo al diario News-Star que la tormenta afectó a algunos aviones al interior un hangar, lo que significó un daño económico de unos $us 30 millones.

En el noroeste de Luisiana se reportaron daños en decenas de viviendas en los municipios de DeSoto y Webster, según medios de comunicación locales.