Trabajadores en Salud salieron a bloquear calles en el centro paceño. (Foto: Gustavo Ticona)

• Naira C. De la Zerda/

Max Caillagua, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores en Salud Pública de El Alto, denunció que tres dirigentes sindicales fueron despedidos a pesar de gozar de fuero sindical. Por eso, su sector salió a marchar contra la Gobernación.

Además de tres líderes sindicales, se despidió a cuatro trabajadores mientras estaban de vacaciones, afirmó Caillagua. 

“Los trabajadores en Salud de El Alto nos sentimos atropellados y maltratados por el gobernador Santos Quispe, quien ha instruido que se despida a gente que goza de fuero sindical o que estaba en vacaciones. Estas malas autoridades están buscando espacios para meter a su gente al Servicio Departamental de Salud (Sedes) y no les importa proceder arbitrariamente”, indicó.

Anunció que instalarán piquetes de huelga de hambre e incluso convocarán a un paro de labores el próximo lunes, si es que las autoridades se niegan a incorporar a los despedidos en sus puestos de trabajo.

Caillagua explicó que esta medida es una represalia política, por la resistencia que esta federación ha ejercido contra más despidos injustificados y medidas similares empleadas por el gobernador.

“Ante estos malos procesos administrativos, nos hemos defendido, pero aun así se ha ratificado esta decisión injusta. Desde que entró el gobernador ha tratado de despedir trabajadores, pero no lo vamos a permitir, hoy comienza una guerra contra el gobernador hasta las últimas consecuencias”, dijo el líder sindical.

Por su parte, Elvis Ramos, parte del comité ejecutivo de la Central Obrera Regional de El Alto, declaró que no se puede aceptar esta violación del fuero sindical, derecho por el cual los trabajadores del país tuvieron que dar la vida en otras oportunidades.