Imagen referencial.

Roberto Medina / Bolivia Digital

Marcel Rivas, director general de la Dirección General de Migración (Digemig), señaló que se ultiman algunos detalles de la norma que posibilitará la instalación de albergues migratorios, principalmente en el eje del país, donde serán ubicados ciudadanos extranjeros que no pudieron retornar a sus países para cumplir con las respectivas cuarentenas y que, en muchos casos, se dedican a cometer hechos delictivos.

“Trabajamos con Gestión Social del Ministerio de la Presidencia y organizaciones internacionales para instalar albergues migratorios, principalmente en el eje. Trabajamos en la norma que nos permitirá implementar estos albergues para estos ciudadanos en situación de calle porque se debe aclarar que no todo ciudadano extranjero es delincuente ni está robando, entonces no podemos poner a todos en la misma bolsa”, señaló en una entrevista con la Red Uno.

Indicó que en pasados días hubo muchas denuncias respecto a robos, atracos, asaltos y extorsiones que cometen ciudadanos extranjeros, principalmente venezolanos, en calles y avenidas de las distintas ciudades del país, por ello, Migración, en coordinación con la Policía Boliviana, realizará operativos diarios para detectar a dichas personas.

“Hay extranjeros que generan violencia a nuestros compatriotas y a otros extranjeros, por ello hemos tenido una reunión de coordinación con la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y la Interpol, y entre todas las unidades hemos definido los operativos diarios de control en mercados y otras zonas en las que estos ciudadanos aprovechan para asaltar y extorsionar en plena emergencia sanitaria”, manifestó.

Remarcó que varios de ellos ya están identificados y que sus delitos no quedarán impunes.

“Serán enviados al Ministerio Público porque a la fecha hay más de 65 sentencias contra ciudadanos que violaron el estado de emergencia. Hay extranjeros que salen para robar y extorsionar, amedrentan a la gente y avanzan a niveles de extorsión más elaborados en coordinación con bolivianos que están en las prisiones, por todo ello todos estos hechos no quedarán impunes”, afirmó.

Agregó que para dar seguridad a los connacionales y evitar que los extranjeros sigan cometiendo delitos se activarán mecanismos para su salida obligatoria.