La Policía Boliviana realiza los controles respectivos al transporte. (Foto: APG)

Roberto Medina / Bolivia Digital

El coronel Oswaldo Fuentes, director de la Dirección de Tránsito de El Alto, pidió a la ciudadanía de esta urbe que cumpla con el distanciamiento en los puntos de parada, puesto que la aglomeración de personas que tratan de abordar un vehículo público podría provocar un incremento masivo en los casos de COVID-19.

“En estos días hemos comprobado que en varios puntos de parada hay una masiva concentración de personas que esperan un carro para ir a sus hogares, por ello debemos concientizar y sensibilizar a estos ciudadanos con el fin de que no estén tan cerca unos de otros”, manifestó.

Durante un recorrido que hizo el periódico Bolivia por diversos sectores de la urbe alteña se observó gran cantidad de gente en plena Ceja, la extranca de Río Seco, Senkata, el cruce a Villa Adela, la Plaza de la Cruz, entre otros.

Al ser consultados, muchos ciudadanos indicaron que no se cumple con el distanciamiento y, debido a que hay poca cantidad de minibuses, cada uno se debe dar modos para abordar uno de estos motorizados a pesar de que su salud corre muchos riesgos.

“Lastimosamente muchas de las personas esperan hasta el último momento, es decir hasta las 18.00 para tratar de encontrar un vehículo, y eso pone en riesgo a todos, por ello pedimos que asuman otras medidas para retornar a sus hogares”, apuntó Fuentes.

La autoridad agregó que muchos choferes son tercos y no cumplen las disposiciones de bioseguridad, puesto que todos los días tratan de transportar pasajeros a pesar de que no deben hacerlo, ya que el último dígito de sus placas les restringe.

Pedimos a los conductores que sean más conscientes y cumplan con la normativa respecto a los días para circular porque están jugando con sus vidas”, dijo.