Tránsito retuvo el lunes 46 vehículos infractores y sancionó a los conductores

Bolivia Digital

En la jornada del lunes, personal de Tránsito de La Paz realizó diversos operativos de control para evitar el traslado masivo de gente en vehículos de transporte público, es así que los efectivos retuvieron 46 motorizados, 32 de ellos en la urbe paceña, siete en El Alto, seis en la zona Sur y también hubo un infractor en el municipio de Caranavi.

Todos los carros fueron trasladados a dependencias de Tránsito y los choferes tuvieron que cancelar una multa.

“Todos los días realizaremos controles desde las 05.00. En la primera jornada se evidenció que la mayoría de los choferes trasladó gente en demasía, es decir que hubo exceso de pasajeros, mientras que una minoría salió con su vehículo el día que no le correspondía”, informó el coronel Alfredo Vargas, director de Tránsito de La Paz.

La falta más recurrente es el transporte de pasajeros en una cantidad mayor a la permitida, ya que en muchos casos se encontró hasta 17 personas dentro de un minibús.

Incluso las empresas privadas y públicas que contrataron motorizados para el traslado de su personal incumplieron esta medida porque los policías detectaron varios buses que tenían permiso de circulación, pero que el personal estaba sentado junto e incluso viajaba en los pasillos.

“Esas empresas deben estar también sujetas a las normas de bioseguridad, hay que evitar la proliferación de contacto o mejor que contraten más buses para que su personal esté a salvo”, afirmó.

De igual manera, indicó que los viajes a distintas regiones de los Yungas se realizan con seguridad, ya que el lunes salieron de la terminal Minasa 16 motorizados y todos cumplieron con las normas establecidas para evitar contagios por coronavirus.

“Hay muy buen control de la Policía, de la Gobernación y sindicatos afiliados. En La Paz coordinamos el trabajo con el Comando Departamental de la Policía, Fuerzas Armadas y alcaldías”, manifestó.

Agregó que en las primeras horas hoy, el balance fue satisfactorio porque los choferes del servicio público y privado cumplen más con las normas.

“Revisamos casi 300 minibuses y evidenciamos que todos cumplen con las medidas de bioseguridad, como los separadores y el distanciamiento físico”, finalizó.