Bolivia Digital

Marcelo Cruz, representante de la Asociación de Transporte Pesado Internacional, insistió, a nombre de su sector, que el Ministerio Público actúe a la brevedad y sancione a las personas que promovieron los bloqueos camineros puesto que la medida, en 12 días, ocasionó millonarias pérdidas.

“Se debe actuar de inmediato porque no puede ser que se haya hecho tanto daño económico al país. El sector tiene un recuento preliminar y solo por comercio exterior, importaciones y exportaciones se perdió 65 millones de bolivianos por la sobreestadía de los contenedores ya que los camiones no pudieron llegar a los puertos. Se achicaría las sanciones si el Gobierno, la Cancillería, el Ministerio de Obras Públicas, la Aduana y otras instancias pueden regularizar con las agencias navieras el tema del uso de contenedores”, manifestó a la red Unitel.

El lunes 3 de agosto, la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y personas afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) iniciaron el bloqueo de caminos a nivel nacional en demanda de que las próximas elecciones generales se realicen el próximo 6 de septiembre, a pesar de que los contagios por coronavirus están a punto de llegar a los 100 mil.

Conforme pasaron los días, el Gobierno confirmó más de 100 puntos de bloqueo y, en algunos casos, con acciones de violencia desmedida de parte de los movilizados que intimidaron a las fuerzas del orden y a otras personas que les reprocharon por la radical medida.

El jueves, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la ley que establece el 18 de octubre como fecha límite para la realización de los comicios y de a poco los bloqueadores retornaron a sus regiones, sin embargo; el daño que causaron a las vías camineras, a la economía nacional y sobre todo a la salud es incalculable puesto que esa medida evitó el paso de cisternas con oxígeno, por consiguiente la muerte de más de una treintena de personas que requerían el insumo médico.

El ministro de Desarrollo Productivo, Abel Martínez, calculó que los perjuicios ocasionados por esta movilización superan los 700 millones de bolivianos ya que no solo se afectó al transporte internacional, sino a otros rubros como el de alimentos, hidrocarburos, empresarial, salud; entre otros.

“Estos problemas de los bloqueos nos traen un costo directo, hasta este momento, de 700 millones de bolivianos, lo cual significa no solamente un perjuicio a la economía del país, sino principalmente a la economía de las familias, de los más pobres”, declaró al octavo día de protestas.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, aseguró que las pérdidas para el sector fueron de 10 millones de dólares por día, en tanto que Rolando Kempff, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) calculó que las pérdidas económicas representan el dos por ciento (2%) del Producto Interno Bruto (PIB)
“Son como 2.500 millones de dólares y para fin de año podría ser 3.000 millones”, apuntó.

Mediante un comunicado, la CNI informó el viernes que los bloqueos generaron mayores condiciones de desempleo en el país.

«La conflictividad en el país ha afectado drásticamente no solo la provisión de insumos, materia prima y distribución de productos de las empresas a las familias, sino ha puesto en serio riesgo el patrimonio empresarial, la integridad de los trabajadores y las fuentes de empleo», señala parte de la evaluación.

Los industriales condenaron los actos de vandalismo que vulneraron los derechos humanos y «la vida misma de los bolivianos con secuelas altamente negativas. El daño ya está hecho».

«Demandamos al Gobierno Nacional adoptar las medidas que el marco constitucional aconseja para pacificar al país, y así evitar el Estado de Indefensión en el que se encuentran las empresas y un mayor desabastecimiento de productos a las familias», puntualizaron.

DAÑO CONSIDERABLE A LAS VÍAS CAMINERAS

Desde las primeras horas del viernes 14 de agosto los bloqueadores se empezaron a replegar a sus sectores de origen, sin embargo; dejaron cientos de tramos camineros llenos de piedras, tierra, escombros, rocas, troncos de árboles e incluso con zanjas que cavaron sin importarles el costo que demandó el asfalto o el pavimento rígido.

La mañana de este sábado, los choferes que quedaron varados con sus camiones en el departamento de Cochabamba, indicaron que las carreteras hacia el occidente están intransitable. En videos que circularon en redes sociales se observó las vías llenas de piedras de todo tamaño y sobre todo de rocas que cayeron una vez que fueron dinamitados los cerros aledaños.

Los tramos más afectados están en las regiones de Sayari, Pongo y Bombeo, ya que la capa asfáltica quedó prácticamente inutilizable por todos los objetos que arrojaron.

“Arrancaron los separadores, hicieron caer cerros con explosivos, tumbaron árboles, dinamitaron la capa asfáltica e incluso cavaron zanjas, entonces las autoridades deben sentar un precedente y sancionar a los responsables de estos hechos vandálicos a fin de que no vuelvan a pasar”, dijo uno de los conductores mientras recorría a pie por los tramos llenos de piedras.

“Es increíble lo que hicieron, no entendemos por qué motivo alfombraron las carretera con piedras cuando podían estar (los bloqueadores) solo en un determinado lugar y no dejar kilómetros de perjuicios”, manifestó otro chofer.

A fin de no tener más perjuicios económicos, fueron los mismos conductores quienes con sus manos empezaron a limpiar los caminos, principalmente los que conectan con la red vial.

Promulgada la ley para la realización de las elecciones, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) desplegó maquinaria pesada para los trabajos de limpieza aunque se informó que las labores durarán varios días debido a que, como no sucedió antes, los daños a los caminos son de consideración.

Estos trabajos van a requerir toda la maquinaria de la ABC y el desplazamiento constante de cuadrillas de trabajadores que harán el mantenimiento correspondiente.

PERSISTEN ALGUNOS CONFLICTOS EN EL ALTIPLANO

Por su parte, el coronel Walter Miranda, director nacional de la Dirección de Tránsito, Tráfico y Vialidad, indicó que las rutas del occidente están transitables pero que aún persisten algunos bloqueos en el altiplano.

“Esperamos que de a poco se vaya solucionando este problema y pueda haber normalidad en el flujo de vehículos. Instamos una vez más a los diferentes sectores a que depongan estas actitudes que afectan a la mayoría de los bolivianos”, dijo.

En las siguientes horas el personal de la Policía Caminera realizará un recorrido para establecer dónde no hay paso y los efectivos intentarán convencer a los bloqueadores que se replieguen ya que, en estos sectores donde hay aglomeraciones, es donde más se pueden contagiar con coronavirus.