Puestos de venta ignoran las disposiciones de la cuarentena dinámica en ese municipio.

Gonzalo Pérez Béjar / Bolivia Digital

Tiendas y negocios de toda índole, además del transporte público operan con normalidad en Patacamaya, el municipio ubicado a 100 kilómetros de La Paz y que fue uno de los primeros en encapsularse cuando la pandemia coronavirus (COVID-19) llegó a territorio nacional.

No obstante, en Patacamaya rige la cuarentena dinámica, una medida que restringe las actividades comerciales y transporte durante los fines de semana.

Bolivia Digital recorrió este sábado ese municipio y verificó que la mayoría de la gente no cumple con las medidas de bioseguridad, como llevar barbijo, guantes y guardar distancia.

Muchos pobladores tampoco acatan las instrucciones del personal militar para que retornen a sus domicilios. En Patacamaya hay medio centenar de contagios y se produjo decesos por coronavirus.

La alcaldesa Laureana Copa aseguró, en cambio, que en su municipio se cumple las medidas de bioseguridad y que la población sale porque necesita abastecerse. «Es un poco difícil hacer entender a la población (las restricciones), pero están cumpliendo hasta cierta hora», dijo.

En cuanto a la situación de la pandemia en Patacamaya, Reynaldo Quisbert, médico de turno del hospital Biliviano-Japonés, afirmó que se contuvo la propagación del virus y que de los 53 pacientes a la fecha solo quedan 27 activos.

Las fuerzas del orden tuvieron que intervenir para cerrar los negocios. (ABI)

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, quien visitó el nosocomio destacó la cifra de pacientes recuperados y la reacción oportuna que se tuvo para frenar los contagios. Sin embargo, observo que la gente no haga caso a las disposiciones de la emergencia sanitaria.