Guillermo Capobianco, político cruceño

Guillermo Capobianco, que se desempeñó como Ministro de Interior en la gestión de Jaime Paz, falleció la madrugada de este miércoles a la edad de 74 años. Él también fue dirigente clave y fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Nació en junio de 1945 en el municipio cruceño de Concepción y se formó en dos áreas: Derecho y Ciencias de la Comunicación.

Tras el deceso de este líder cruceño, diversas personalidades se pronunciaron. Una de ellas fue el candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa. A través de un video, indicó: «La muerte de Guillermo Capobianco nos conmueve. Fue uno de los importantes luchadores por la conquista de la democracia en Bolivia. Quiero transmitir un abrazo solidario a su esposa Leticia y a su hija Suki».

El periodista cruceño Carlos Valderde también se refirió a este deceso. «Lamento con mucho dolor su partida. Con él se va parte de la historia de la construcción de la democracia cruceña y boliviana. Su amor y compromiso por Santa Cruz fue permanente en su condición de diputado», escribió en sus redes sociales.

Además de diputado y ministro, Capobianco fue radialista y formó parte de la dirigencia de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz. En la década de los 90 participó en la desarticulación del grupo terrorista Comando Néstor Paz Zamora (CNPZ). En los últimos años vivió en Santa Cruz y se dedicó a escribir varios libros, entre los que destacan: “Memorias de un Militante” y ”El país que queremos construir ”.

También el candidato a vicepresidente por Juntos, Samuel Doria Medina, escribió unas palabras para la familia del líder cruceño. «Tuvo una destacada carrera política. De todas las funciones que desempeñó, resalta su lucha por la conquista de la democracia. Q.E.P.D.», mencionó.

Capobianco también pasó a la historia porque en La Paz participó de la desarticulación, tras la muerte de tres integrantes, de la Comisión Néstor Paz Zamora a manos de la policía, y el fallido nombramiento del general Faustino Rico Toro como jefe de la Fuerza Antidroga. Así fue que Capobianco abandonó la vida pública.

Por su parte, la analista política Susana Seleme indicó: «Los hombres que dejan huellas no se van. Y Guillermo Capobianco Ribera seguirá por las calles de su Santa Cruz natal, y por las de Bolivia toda».