Tras el levantamiento de los bloqueos en el Chapare, Cochabamba, y los acuerdos logrados por el Gobierno con varios sectores sociales, el país entró de lleno en un clima de pacificación y se encamina hacia la reconciliación entre los bolivianos. 

Por ejemplo, el dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Fernando Condori, informó que se firmó un acuerdo con el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, pacto que derivó en la suspensión de las medidas de presión.

“Esta es el acta de compromiso que se ha firmado con el señor Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia, en la cual están los acuerdos; se iniciará una investigación sobre los hechos violentos; también dice la liberación de los detenidos y el resarcimiento de los caídos en Senkata”, detalló Condori, según el reporte de la agencia ABI.

El dirigente enfatizó que entre los puntos del compromiso está el pago de un resarcimiento económico a las familias de las personas que perdieron la vida en el conflicto que tuvo lugar en la planta de Senkata, en la ciudad de El Alto.

El Ejecutivo y la organización alteña establecieron 13 acuerdos que posibilitaron levantar los bloqueos en esa urbe.

Al convenio del Gobierno con la Fejuve de El Alto se añade la gestión de varios ministros de Estado que se trasladaron a la ciudad de Cochabamba para entablar negociaciones con los sectores cocaleros, que determinaron declarar un cuarto intermedio en sus movilizaciones.

Días atrás, el Ejecutivo, la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad firmaron un acuerdo que pone fin a los conflictos y permite pacificar el país.

En ese contexto, la presidenta Jeanine Áñez afirmó ayer que el país se encuentra en la fase final del proceso de pacificación tras la convulsión social generada por los resultados de las elecciones fraudulentas del 20 de octubre.

La Jefa de Estado realizó esa afirmación en un acto en el que las FFAA la condecoraron con la medalla al Gran Mérito Militar “coronel Eduardo Abaroa” en el Grado Gran Cruz.

“Ya estamos en la fase final del proceso de pacificar el país, tenemos aún en proceso el diálogo con algunos sectores, pero tenemos fe en que vamos a llegar a acuerdos de mutuo beneficio; ahora nos tocará trabajar en la reconciliación del país”, indicó.

Áñez expresó su agradecimiento a las Fuerzas Armadas “porque en uno de los momentos de mayor tensión en el país no dudaron en salir y con su presencia contribuyeron al proceso de pacificación en Bolivia”.

    “El Gobierno entiende perfectamente el rol que han tenido que desempeñar las Fuerzas Armadas, no solo a lo largo de la historia del país, sino particularmente durante la crisis social que hemos vivido, provocada por el fraude escandaloso que organizó el anterior Gobierno”, añadió la autoridad.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, sostuvo que la promulgación de la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales contribuyó a la pacificación de Bolivia.

“La mejor forma de pacificar va a ser electoralizar, creo que eso es lo que hemos logrado, ya se siente el ambiente electoral (…). Y gracias a la presidenta Áñez, que tuvo la serenidad y la calma para articular que todos sus ministros trabajen en ese tema”, señaló Justiniano en entrevista con el canal Bolivisión.

 

“Ya estamos en la fase final del proceso de pacificar el país, tenemos aún en proceso el diálogo con algunos sectores, pero tenemos fe en que vamos a llegar a acuerdos de mutuo beneficio; ahora nos tocará trabajar en la reconciliación del país”, dijo la presidenta Jeanine Áñez.