Pol 10

 

Redacción Bolivia/Edición Impresa
A inicios de 2020, el país conocerá la fecha de las elecciones generales y el “presupuesto austero” que alista para ese proceso el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El presidente del TSE, Salvador Romero, anticipó a radio Erbol que los recursos que se emplearán en esta nueva justa electoral estarán por debajo de los 248,2 millones de bolivianos que se emplearon en los comicios de octubre de 2019, los cuales fueron anulados por las irregularidades detectadas por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Vamos a trabajar en una lógica de austeridad, por lo tanto, vamos a tener un presupuesto que será inferior al costo de la elección presidencial de 2019”, afirmó.

Una de las prioridades del TSE, y que fue abordada en la primera reunión de sala plena el 20 de diciembre, tiene que ver con la convocatoria a los comicios que se emitirá los primeros días de enero de 2020.

“Estamos realizando todas las tareas técnicas, administrativas y jurídicas, todas ellas deben ir de forma simultánea para que el inicio del proceso electoral sea sin ningún inconveniente”, dijo. 

También indicó que ya se inició el saneamiento del padrón electoral biométrico “con el acompañamiento de la asistencia técnica internacional, canalizada por la Organización de las Naciones Unidas y también la Organización de los Estados Americanos”.

Romero garantizó que se contará con un padrón saneado el día de los comicios, que deben efectuarse en un plazo de hasta 120 días a partir de la convocatoria.