EEUU/Agencias – Edición impresa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, buscó el sábado el voto de la importante comunidad judía del país en un mitin en Florida en el que se declaró el mejor amigo que Israel haya tenido jamás.

En un discurso en Hollywood, en el estado de Florida, el Mandatario dijo que los judíos estadounidenses se habían equivocado al votar por los demócratas bajo el mandato de su predecesor, Barack Obama. “Muchos de ustedes votaron por personas durante la última administración”, expresó. “Algún día me tendrán que explicar eso porque no creo que les guste demasiado Israel”.

Además, subrayó que su gobierno confrontará con todos los medios a su alcance el antisemitismo, que definió como “un veneno”, y resaltó la “increíble asociación” forjada entre los dos países como la “más fuerte que nunca” y “esencial para un mundo más seguro y más justo”.

El Presidente recordó que hace dos años anunció que cambiaba la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, pese a que muchos gobernantes del mundo le pidieron que no lo hiciera y que los medios auguraban que iba a producirse un estallido de la violencia, otra “noticia falsa”, dijo.