SEGXX-F1-CONTEO - APG

 

Roberto Medina Buezo – Edición impresa

Durante su declaración informativa, el gerente de Ethical Hacking, Álvaro Andrade, afirmó que del 100% de las observaciones que se planteó al Tribunal Supremo Electoral (TSE), solo se subsanó el 60%, y pese a que el restante 40% hacía referencia a que el sistema informático era vulnerable, los vocales decidieron continuar con los comicios generales.

“Antes de las elecciones hicieron conocer estos extremos y las observaciones hacen referencia al tráfico de datos, entre otros; debido a que los contratos con las empresas eran cortos no se pudo implementar las medidas de seguridad correspondientes. La Fiscalía valorará todo lo que Andrade dijo”, informó el fiscal Fernando Atanasio.

Tras los comicios del 20 de octubre, la empresa auditora del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) presentó un informe en el que concluyó que el proceso electoral estaba viciado de nulidad por las alteraciones al código fuente y las modificaciones manuales.

Toda esta información será analizada por la Fiscalía.

Imputación a informáticos

Por otra parte, el Ministerio Publicó imputó por delitos electorales y de corrupción a dos exfuncionarios del área de informática del TSE debido a su relación con la suspensión del TREP.

El fiscal Atanasio aclaró que los fiscales analizan “ese extremo” para pedir “posiblemente” la detención preventiva de ambos mientras se investiga cuál fue su participación.

“Los dos dijeron que la exvocal Lucy Cruz habría decidido paralizar el TREP, pero esa determinación no fue aislada, sino con apoyo de los demás vocales”, señaló.

Ante la consulta referida a si se debería convocar al expresidente Evo Morales para que declare sobre el fraude electoral, Atanasio no descartó esta posibilidad, sin embargo, aclaró que se citará a quienes proporcionen información.