Bolivia Digital

A ocho meses de iniciado el caso por posible fraude electoral en los comicios de 2019, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) subsanó la querella “defectuosa” que no identificaba los presuntos autores del hecho. A través de un memorial, la entidad electoral rectificó la denuncia presentada al Ministerio Público el 15 de junio.

El Procurador General del Estado, José María Cabrera, instó al TSE a corregir la querella en reiteradas ocasiones para que incluya el nombre de los posibles autores materiales e intelectuales de la presunta manipulación de los resultados de las Elecciones Generales del 20 de octubre del año pasado.

Cabrera también reclamó — por efecto de requerimientos procuraduriales — el 19 de febrero, el 16 de marzo y el 15 de mayo al presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, que esa institución se constituya en parte querellante en el caso de fraude, en cumplimiento del Artículo 14 de la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.

«Insto públicamente al presidente Salvador Romero a reformular su querella contra nadie, que es legalmente defectuosa, y se identifique con precisión a los autores del fraude electoral del 20 de octubre de 2019, en cumplimiento del artículo 290 numeral 5 del Código de Procedimiento Penal vigente», reclamó la autoridad al día siguiente de la presentación del documento.

El artículo 290 del Código de Procedimiento Penal establece que la querella debe ser presentada indicando quiénes serían “los principales autores o partícipes, víctimas, damnificados y testigos” del hecho.

Tras la subsanación, la querella enumera los delitos registrados en el caso de fraude como la falsificación de documentos, uso de instrumento falsificado, manipulación informática, alteración y ocultación de resultados, previstos en la Ley 026 del Régimen Electoral.

La rectificación también incluye los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, incumplimiento de deberes y enriquecimiento Ilícito, además solicita la investigación de fortunas de los implicados.

La investigación se activó a más de 30 exfuncionarios del Órgano Electoral, entre ellos los exvocales del TSE María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.