Redacción central – Edición impresa

La resolución para la extradición del presunto narcotraficante Pedro Montenegro fue aprobada en octubre, pero no se pudo cumplir con la notificación a las partes debido a los recientes conflictos sociales y políticos.

“La resolución fue aprobada de manera unánime por la sala plena, pero los conflictos impidieron su ejecución. Se dispuso la extradición a Brasil y corresponde el cumplimiento al magistrado tramitador”, detalló la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Cristina Díaz, según reporte de radio Fides.

En abril, la Fiscalía inició una investigación contra el excoronel de Policía Gonzalo Medina, el excapitán Fernando Moreira y otras personas allegadas a Montenegro, luego de que se publicara una fotografía de un viaje grupal a Cartagena de Indias.

A pesar de que se había ordenado su captura, Montenegro recibió durante varios años la colaboración de diversas instancias.

Actualmente cumple una condena de seis años de cárcel en el recinto de máxima seguridad de Palmasola por delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado debido a que utilizó la identidad de Pedro Hoffman para evadir a la Policía. Asimismo, es procesado por legitimación de ganancias ilícitas y narcotráfico.

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, manifestó a los periodistas que con base en la determinación se hará una evaluación jurídica para tener la certeza sobre el tenor de la decisión del Tribunal Supremo.