La exministra de Salud Gabriela Montaño (Foto: Archivo)

 

Eliana Uchani / Bolivia Digital

Legisladores de Unidad Demócrata (UD) solicitaron al Ministerio Público que se amplíen las investigaciones contra la exministra de Salud Gabriela Montaño por el caso de la compra irregular de 170 ventiladores, pues existen indicios de que se contactó con Fernando Valenzuela, exdirector jurídico de esa cartera de Estado.

El diputado Gonzalo Barrientos (UD) manifestó que esas acciones irregulares son una característica del MAS, pues la corrupción se enraizó en los 14 años de su gobierno.

“Esta investigación debe ser ampliada contra Gabriela Montaño, se debe explicar el contacto que tenía con el señor Fernando Valenzuela y cuáles eran las intensiones de esta exautoridad para perjudicar la compra de los ventiladores”,  afirmó.

Por su parte, su colega Tomás Monasterio (UD) señaló que estas personas deben ser investigadas, pero que no deslinde de responsabilidades a los implicados, porque ya no se deben permitir más casos de corrupción en ninguna institución del Estado.

“Los tentáculos de la corrupción masista estuvieron operando en este acto, pero con esto no se deslindan responsabilidades. Nuestra voluntad es de tolerancia cero a la corrupción y la prueba es que el exministro (Navajas) no está premiado en un consulado o embajada, como lo hacían antes. Esta investigación continuará, caiga quien caiga”, aseveró.

Sin embargo, el diputado del MAS Franklin Flores afirmó que estas declaraciones solo pretenden desviar las investigaciones contra los presuntos responsables.

“Cómo puede ser un complot que inició el MAS, si es gente de confianza que está trabajando con ellos. Es una excusa para desviar las investigaciones. Las negociaciones las hicieron en el Consulado de Bolivia en España, ellos son los que deben responder”, puntualizó.