Atención de víctimas en el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM), municipio de La Paz. (Foto: GAMLP)

El proyecto cuenta con el apoyo de la cooperación de Suiza y Suecia. El trabajo se realizará en 10 municipios de La Paz para fortalecer el trabajo y atención de víctimas en los Servicios Legales Integrales Municipales con la incorporación de estudiantes de último año de Derecho, Trabajo Social y Psicología.

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), junto a 10 municipios del departamento de La Paz, trabaja en un Plan de Prevención de la Violencia que se implementará durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus (COVID-19), debido a que los casos de violencia hacia niños y mujeres se incrementaron.

El plan prevé iniciar una campaña de información y sensibilización en medios masivos para que las víctimas de violencia puedan acudir a las instancias habilitadas y realizar su denuncia. En este sentido, la propuesta también contempla a las familias en situación de estrés para que reciban consejería a distancia para evitar diferentes tipos de agresión.

Por otro lado, el proyecto busca contribuir a la sensibilización para que las personas que se recuperaron del COVID-19 no sufran discriminación por su entorno social y recuperen la confianza.

La casa de estudios superiores ejecuta el emprendimiento a través de su Plan Operativo de Emergencia, que comprende a 11 subcomités. La Unidad de Interacción Social del Departamento de Investigación, Post Grado e Interacción Social (Dipgis), representantes de las carreras de Derecho, Trabajo Social y Psicología, así como autoridades municipales y responsables de los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM), integran el importante proyecto.

“El trabajo de fortalecimiento a los SLIM lo estamos realizando desde el 2019 y tiene entre sus acciones coadyuvar en la atención de casos de violencia y realizar actividades de prevención. En el estado de cuarentena en el que estamos, como equipo estamos avanzando en la implementación de las mejores estrategias”, afirmó la representante de Mercados Inclusivos en Swisscontact, Rosío Tárraga.

Los 10 municipios que forman parte del plan son: Achocalla, Sapahaqui, Viacha, Patacamaya, Laja, Umala, Tiahuanacu, Coripata y Santiago de Machaca. En estos lugares también se difunden mensajes radiofónicos de prevención en aymara y castellano.

Las autoridades de cada municipio coordinan con la UMSA la incorporación de estudiantes de último año y egresados para contribuir en las actividades de los SLIM durante la cuarentena. Por otro lado, prevén la provisión necesaria de insumos de bioseguridad para que el personal continúe atendiendo a las víctimas, así como el asesoramiento psicológico para los funcionarios.

“Viendo el contexto mundial, nacional y social, y sabiendo que muchas personas están viviendo con sus agresores, no podíamos quedarnos sin hacer nada. Por ello, juntos desarrollamos un plan de contingencia en esta cuarentena. Con esto buscamos la posibilidad de llegar a las víctimas para darles apoyo”, aseveró la responsable de la Unidad de Interacción Social del Dipgis y coordinadora del programa, Elizabeth Guzmán.

Entre el 21 de marzo y el 12 de abril, el Ministerio Público atendió 545 casos de violencia familiar o doméstica en el territorio nacional. Las principales víctimas son niños y mujeres.

La directora de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Sexual y en Razón de Género, Pilar Díaz, explicó que los índices de violencia se deben a que en este período de cuarentena existen cambios en el hogar, como la ansiedad al encierro, preocupación por el dinero, la manutención de los hijos, la falta de actividad y temas psicológicos relacionados con el temor al COVID-19.

Los números habilitados por la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) son: en La Paz 61000523, El Alto 72042202, Oruro 62805818, Pando 72042740, Santa Cruz 72042264, Beni 72042709, Cochabamba 60707069, Chuquisaca 72042698, Tarija 78241690 y Potosí 72042570.