La iniciativa fue propuesta al Comité Operativo de Emergencia (COE) de la UMSA por un grupo de médicos de la Facultad de Medicina, Enfermería, Nutrición y Tecnología Médica. (Foto: RRSS).

Las Sociedades Médicas Científicas se sumaron a la iniciativa.

Bolivia Digital

Con la finalidad de contribuir a la evaluación médica de atención primaria en casos sospechosos de COVID-19, médicos de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) habilitaron servicios de Telemedicina (videollamada) para atender consultas gratuitas a la ciudadanía.

El rector de esa entidad de educación superior, Javier Peñaranda, informó que la nueva alternativa se inicia este lunes 4 de mayo y que, además, se sumaron a esta iniciativa los profesionales de las Sociedades Médicas Científicas, con el único objetivo de trabajar por salvaguardar la salud de la población boliviana.

La iniciativa fue propuesta al Comité Operativo de Emergencia (COE) de la UMSA por un grupo de médicos de la Facultad de Medicina, Enfermería, Nutrición y Tecnología Médica conformado por Juan Pablo Jaldín, Ángela Alanes, Diana Zeballos, Fabiola Portugal y Juan Pablo Aguilar. Éstos informaron que los interesados pueden hacer sus consultas a través del sitio: www.martixa.com

Ésta última es una aplicación web para detección de casos sospechosos que funciona a través de un modelo de screening clínico. “En caso de ser un paciente sospechoso de COVID-19, la aplicación le direccionará para agendar una cita con un profesional médico para su respectivo monitoreo” precisaron.

A la fecha se cuenta con las especialidades de: Medicina General, Medicina Interna, Pediatría y psicología clínica para el personal de salud. Se implementarán otras especialidades conforme la demanda aumente.

Telesalud, una alternativa

La Telemedicina se presenta como una alternativa de atención médica a distancia y como una solución ideal en la situación actual en salud que se vive a nivel mundial, evitando el desplazamiento físico de pacientes a los hospitales, previniendo así el riesgo innecesario de exposición del paciente, del personal de salud y de la población en general.

En un documento guía, los médicos y las autoridades universitarias paceñas, indican que dicha estrategia coadyuvará en la disminución de la propagación de la enfermedad.

En este momento en que una de las medidas más seguras para protegerse de Covid-19 es el distanciamiento físico, la Telesalud es una solución eficiente y asequible; puede ayudar a retrasar la transmisión, señalan los expertos.

El teléfono, parte de la estrategia

Los médicos investigadores, consideran que el teléfono es una tecnología familiar confiable y adecuada para conversaciones relacionadas con Covid-19. “Los que presentan síntomas leves, sin complicaciones, pacientes con comorbilidades cuyas circunstancias sociales influyen en la enfermedad y que generarían ansiedad generalmente pueden manejarse por la videollamada, que proporciona información visual adicional como signos de diagnóstico y otras características visuales propias de las enfermedades”, afirma el documento.

Los médicos señalan que la consejería, guía y monitoreo al paciente es crucial, porque algunos de ellos se deterioran en la segunda semana, más comúnmente con neumonía. Es ahí donde entra el rol del médico por medio de la telemedicina para detectar los síntomas en una etapa temprana y así evitar futuras complicaciones.

Los médicos harán el monitoreo constante de los pacientes desde el inicio hasta la remisión de sus síntomas o derivación al centro hospitalario en los casos que lo requieran.