El cadáver de una víctima de feminicidio es trasladado a la morgue. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

Un nuevo hecho de feminicidio es investigado en la ciudad de Cochabamba, toda vez que un joven de 17 años obligó a su enamorada, de 15, a tomar raticida, ya que la adolescente estaba embarazada.

El hecho sucedió en el barrio Valle Hermoso y el joven fue detenido por la Policía con fines investigativos.

Según el colectivo Mujeres de Fuego, se presume que el sindicado pretendía que su pareja pierda al bebé, por ello le dio el raticida sin tomar en cuenta que podría fallecer.

“La joven habría estado embarazada, es la información que conocemos, y que su enamorado compró el raticida para que aborte”, señaló Nivia Coca, representante de esa organización.

Añadió que el adolescente, en su declaración, admitió que le facilitó el veneno a su enamorada porque tenía conocimiento de su estado de gestación.

La Policía detuvo al joven con fines investigativos.

Una vez que concluya con su declaración, se valorará su posible participación en el hecho y los operadores de justicia determinarán si es sentenciado y enviado a un centro de acogida para menores.

“Se trataría de un nuevo caso de feminicidio. Sabemos que él le hizo tomar el veneno para que aborte y terminó matándola. Nos entristece lo que pasa porque ya son 86 feminicidios en el año y no sabemos cuántos más deben ser para que se declare una alerta sobre feminicidios en Bolivia”, dijo.

Dos menores escaparon

En otro hecho, un adolescente de 14 años escapó con su pareja de 12 debido a que sus papás no les dejaban vivir juntos, como querían.

Los menores huyeron de sus domicilios en la ciudad de La Paz y luego de tres días fueron encontrados en la localidad de Pongo.

Los papás de la niña la hicieron revisar con un médico que confirmó que mantuvo relaciones sexuales.

A raíz de este hecho, se pedirá una acusación formal contra el joven por violación.

linkedin