Una imagen panorámica de Montero, Santa Cruz. (Foto: Bolivia Informa)

Roberto Medina / Bolivia Digital

El Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal de Montero (Santa Cruz) sentenció a Samuel Okada Ayala, un funcionario de la Alcaldía de esa región, a dos años de prisión por haber consumido bebidas alcohólicas en un vehículo oficial.

Para este dictamen, el juez calificó los delitos de atentado contra la salud pública y conducción peligrosa.

“Dentro de este proceso también está siendo investigada Carmen L. M. S., imputada por atentar contra la salud pública y para quien la autoridad jurisdiccional determinó detención domiciliaria, arraigo y firma cada 15 días ante el Ministerio Público”, informó la fiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Arancibia.

El cuaderno de investigaciones señala que a las 18.45 del 2de abril funcionarios policiales realizaban un control de vigilancia por la zona del mercado Germán Moreno e interceptaron un vehículo oficial de la Alcaldía Municipal.

En ese automotor se encontraban Samuel Okada Ayala y Carmen L. M. S., consumiendo bebidas alcohólicas en plena vía pública, motivo por el que fueron aprehendidos y trasladados a la Unidad de Tránsito con fines investigativos.

El fiscal asignado al caso, Daniel Ortuño, señaló que la prueba de alcohol test realizado a ambos ciudadanos dio positivo y que en la audiencia cautelar se demostró los elementos de convicción de que estas personas cometieron el ilícito.

Ambos seguirán siendo investigados por incumplimiento de deberes y otros delitos.