Un viejo dicho indica que las mentiras tienen patas cortas, más aún cuando no tienen los argumentos para sustentar medianamente las falacias que pronuncias; y eso pasa con el actual Gobernador de Santa Cruz, quien no deja de mentir a la población cruceña y demuestra su poco interés por sacar adelante a un departamento que tiene una de las mayores potencialidades económicas del país.

Empecemos con las mentiras en salud, el área más delicada en tiempos de pandemia, en la que Camacho durante su posesión en el cargo se comprometió a comprar vacunas para cada una de las y los cruceños, inmunizar a todos los habitantes hasta el 24 de septiembre, no bajar la guardia en el control de la pandemia para reimpulsar el departamento.

La primera mentira fue la compra de vacunas, hasta ahora no compró ni una dosis, dejó a los ciudadanos de Santa Cruz con las manos vacías y sin las vacunas prometidas, aunque el fiel amigo de Camacho, Rómulo Calvo, presidente del Comité Cívico, que se fue hasta Estados Unidos, inició negociaciones con una empresa y reservó para que el amigo compre 800 mil inmunizantes que supuestamente era el primer lote listo para la compra, pero se conoció que la empresa era una firma fantasma, y el presidente del Comité Cívico calló, al margen de que los precios estaban entre el doble y el triple del costo con el que compra el Estado Plurinacional de Bolivia a los laboratorios del mundo.

Para este cometido, Camacho mintió a la Asamblea Departamental de Santa Cruz, dirigida por su dilecto compañero de comparsa, Zvonko Matkovic, quien logró la aprobación de 54 millones de bolivianos para este cometido que al final y al verse descubiertos cambiaron de estrategia y ahora van por la compra de equipos para las unidades de terapia intensiva.

Las mentiras en este tema siguen y suman, el Gobernador de Santa Cruz fue el más insistente para que se libere o se acorten los trámites para acceder a la compra de los inmunizantes, pedido que el Gobierno aceptó, pero hasta ahora no entregó ni un solo documento y parece que no tiene la intención de enviar esos papeles.

En su alocución del miércoles, Luis Fernando Camacho manifestó que la Gobernación de Santa Cruz logró vacunar a más de dos millones de cruceños sin ayuda del Gobierno central, tratando de hacer creer que él es el salvador del departamento y que es el único que trabaja en favor de la vacunación cruceña, sin embargo volvemos al primer paso, la mitomanía del Gobernador que miente y miente para salir de sus problemas.

Pero éste no es el único caso de las mentiras del Gobernador, pues les mintió a los indígenas a quienes utilizó para armar una noticia falsa manifestando que caminan pidiendo el respeto a sus tierras, sin embargo era su jugada política para llegar al paro de este 11 de octubre.

En la jornada de ayer, Camacho una vez más miente y saca un video, acostumbrado a grabar sus mensajes o sus errores, demuestra que los actos del domingo y el lunes son una concentración y un paro político en el que quiere mostrarse como el mesías en un país en el que poco a poco se sale adelante y se supera la crisis que dejaron sus aliados como Jeanine Añez, Fernando López, entre otros.

Las mentiras de Luis Fernando Camacho son lo único que le regaló a Santa Cruz en su aniversario y ahora planea devolverle la crisis económica que dejó el gobierno de facto.

linkedin