Marcel Rivas. (Foto: Twitter)

Bolivia – Edición impresa

El director general de la Dirección de Migración (Digemig), Marcel Rivas, informó que continúa el ingreso al país de connacionales procedentes de países vecinos. Así fue el domingo, cuando 542 ingresaron directo a sus regiones y 18 se quedaron en el campamento Tata Santiago, ubicado en la región fronteriza de Pisiga, a la espera de su certificado de salud. 

“Dieciocho compatriotas tuvieron que quedarse en el punto fronterizo porque estaban en un grupo que dio positivo al coronavirus en Chile; sin embargo, las autoridades chilenas nos están remitiendo los certificados de salud como constancia del cumplimiento del aislamiento respectivo”, manifestó.

La autoridad agregó que hasta la fecha retornaron 5.000 compatriotas por las diferentes fronteras terrestres como Desaguadero, Pisiga, Tambo Quemado, Ollagüe, Puerto Quijarro y Guayará; y también por vía aérea desde distintos continentes y Estados Unidos.

“Es un trabajo en coordinación con la Cancillería, resoluciones de la Dirección General de Migración, Defensa Civil, Ministerio de Defensa y el ministro de Obras Públicas, Iván Arias. Todos los días continúan ingresando compatriotas con certificados de COVID–19 negativo que indican que están sanos y que cumplieron los protocolos y estándares internacionales de salud y seguridad”, manifestó.