Proceso de donación de plasma. (Foto. Gobernación cruceña).

Santa Cruz/ Bolivia Digital

Un paciente que se recuperó de coronavirus puede donar plasma una vez por semana, es decir, hasta cuatro veces al mes. En el país la donación de este componente de la sangre comenzó la semana pasada como una forma de ayudar a la recuperación de los pacientes que están en estado crítico por el COVID-19. Una sola donación puede ayudar hasta a tres infectados.

Los donantes deben ser varones, tener entre 18 y 60 años, además que tienen que presentar sus dos pruebas negativas a coronavirus.

El director médico del Banco de Sangre, Yitzhak Leigue, resaltó que ese procedimiento, que se realiza desde hace varios años en Santa Cruz para ayudar en la recuperación de diversas enfermedades, no tiene ningún efecto secundario en el donantes. Por ello, invitó a más personas que se recuperaron de coronavirus a sumarse a esta cruzada, que se impulsa especialmente en el eje troncal con el fin de salvar más vidas.

A la fecha, solo en Santa Cruz cuatro personas se animaron a la donación. Justo hoy se acercó hasta el Banco de Sangre el cuarto donante, Carlos Gutiérrez, quién pidió replicar este acto solidario. «Vengan a donar, es un proceso fácil, que no duele ni incomoda. Hay personas que la están pasando mal», enfatizó.

En La Paz también se está impulsando esta donación. Hasta ayer las autoridades de ese departamento informaron que esto ya apoyó el tratamiento en tres pacientes. Mientras que en Santa Cruz ya se ocupó plasma para tratar a dos. Este componente de la sangre se obtiene a través de un proceso de supresión con máquinas especiales, el resto de la sangre retorna al cuerpo del donante. En el procedimiento se cumplen todos los protocolos de bioseguridad para garantizar la salud del paciente.