Redacción Bolivia/Edición Impresa
El Juzgado 10º de Instrucción en lo Penal de Santa Cruz sentenció ayer con 25 años de cárcel a Omar R. M. C., toda vez que el Ministerio Público demostró que violó a su hija de 13 años en varias ocasiones.

“El trabajo responsable desarrollado por la unidad especializada en delitos en razón de género, violencia sexual y trata y tráfico, representada por la fiscal Alejandra Ávalos, hizo posible que el ahora sentenciado se someta a procedimiento abreviado y cumpla su pena de 25 años de privación de libertad en el penal de Palmasola”, señaló a los periodistas el fiscal departamental Mirael Salguero.

El 23 de noviembre, la menor decidió contarle a su madre que su papá la violaba cada vez que ella salía, motivo por el que lo denunció de inmediato en la Policía.