Ante el brote de la enfermedad, los principales municipios del departamento, Trinidad, San Borja, Santa Ana y Riberalta, tomarán medidas de aislamiento más severas desde el lunes. (Foto: El Diario).

Reynaldo J. González/ Bolivia Digital

Momentos de tensión se vivieron en la población de Riberalta luego de que una persona registrara síntomas de coronavirus en plena reunión de planificación para afrontar la expansión de la pandemia, en la que participaron autoridades del municipio y la Gobernación del Beni.

Según se reportó desde el lugar, el encuentro, que estuvo presidido por el gobernador de Beni, Fanor Amapo, y el alcalde de Riberalta, Enzo Roca, se canceló después de que una de las funcionarias de la Gobernación sintió malestares propios del virus.

El suceso provocó que la comitiva que acompañaba al Gobernador fuera aislada en un hospital de Riberalta como medida preventiva para evitar el brote de COVID-19 en la zona.

La preocupación aumentó luego de conocerse que la funcionaria, de profesión médica, habría estado en contacto con pacientes de COVID-19 en la ciudad de Trinidad.

Así dio a conocer el Alcalde de Riberalta, quien inmediatamente presentó una denuncia contra el gobernador Amapo por atentado contra la salud pública.

Según la denuncia, Amapo “se trasladó a otra reunión en lugar de aislarse inmediatamente y puso en riesgo la salud de toda la población”. 

Asimismo, luego de compartir la denuncia presentada ante la Policía, Roca informó que todas las personas que participaron en la cita realizada al comenzar la tarde serán sometidas a los protocolos de seguridad correspondientes.

Según reportó desde la zona el doctor Rubén Tórrez, tras su aislamiento en el centro médico, la funcionaria fue sometida a pruebas para determinar si es portadora del COVID-19. El test será analizado en Santa Cruz.

“En la vigilancia que le estábamos haciendo se detectaron algunos síntomas, por ese motivo se la está aislando y se le toma la prueba”, dijo en contacto telefónico con una emisora de la zona.

“Yo no sé si se hicieron los protocolos (de control de COVID-19) a nivel Trinidad, lo que sí sé es que le estamos haciendo una vigilancia estricta y tiene que someterse a las normas, sean autoridades o no”, afirmó el galeno.

El departamento del Beni registra hasta el momento 12 casos comprobados de COVID-19, de los cuales 10 fueron reportados en las últimas 24 horas.

Ante el brote de la enfermedad, los principales municipios del departamento, Trinidad, San Borja, Santa Ana y Riberalta, tomarán medidas de aislamiento más severas desde el lunes.