El Banco Mundial (BM) mejoró la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Bolivia, a 4,1% para la gestión 2022. Sin embargo, el gobierno de Luis Arce mantiene la proyección de que Bolivia crecerá 5,1% gracias a la reinstauración del Modelo Económico Social Comunitario Productivo y la aplicación de diferentes medidas para la reconstrucción de la economía, que devolvieron a Bolivia a la senda del crecimiento económico y la industrialización con sustitución de importaciones.

El Programa Fiscal Financiero (PFF) boliviano prevé un crecimiento de alrededor del 5,1% en la gestión 2022 y una inflación del 3,3% para el mismo periodo. El primer trimestre de este año, el país registró un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor del 4% y registró una inflación a agosto de 1,6%, la más baja de la región, pese a un contexto internacional adverso como la guerra Rusia-Ucrania, subida de los precios de los alimentos, incremento de tasas de interés en los países desarrollados y las persistentes presiones inflacionarias que impactan sobre las economías de la región.

El organismo internacional publicó su informe Nuevos enfoques para cerrar la brecha fiscal, en el que hace proyecciones de crecimiento para otros países. La proyección de crecimiento de algunos países es la que sigue: Brasil de 1,5% a 2,5%; Chile de 1,7% a 1,8%; Colombia de 5,4% a 7,1%; y Uruguay de 3,3% a 4,8%. Asimismo, bajó las proyecciones de algunos otros países de la región como es el caso de Argentina de 4,5% a 4,2%; Ecuador de 3,7% a 2,8%; Paraguay de 0,7% a -0,3%; y de Perú de 3,1% a 2,7%.

Por otra parte, Bolivia tiene la inflación interanual más baja del mundo y supera a algunas de las mayores economías del planeta, como Suiza, China y Japón. Nuevos indicadores ratifican que tanto en el índice interanual como en el acumulado en 2022 el país promedia una inflación de apenas entre 1,55 % y 1,62%.

Nuestro país encabeza el ranking mundial de economías con menor inflación. Según información del portal internacional de economía datosmacro.com, el país tiene una inflación interanual (agosto 2021-agosto 2022) de 1,55%, y una inflación acumulada entre enero y agosto de la presente gestión de apenas 1,62 %.

Entre los países con menor inflación, detrás de Bolivia están las islas Seychelles y Panamá, con 2,1%; China y Maldivas, con 2,5%; Arabia Saudita y Japón, con 3 %; y Suiza con 3,5%; en todos los casos en la comparativa interanual a agosto. En el lado opuesto, los países con la inflación más elevada (tasa interanual agosto-agosto) son Líbano (161,9%), Venezuela (153%), Turquía (80,2%), Argentina (78,5%), Irán (52,2%), Indonesia (40,0%) y Moldavia (34,3%).

En un contexto seriamente afectado por la guerra entre Rusia y Ucrania, la mayoría de los países se ven afectados por el constante incremento de los costos de carburantes y alimentos, pero en Bolivia el índice de precios al consumidor —variable fundamental para medir la inflación— se mantiene estable y en un nivel bajo.

El Modelo Económico Social Comunitario Productivo, las estrategias del Gobierno que apuntan a un manejo soberano de la economía y adecuado al contexto, las características e idiosincrasia boliviana son la explicación del éxito de la economía boliviana. No existe ningún “milagro boliviano”, es trabajo responsable.