Bolivia celebra el Día del Niño cada 12 de abril. (Foto: RRSS).

Reynaldo Gonzáles/Bolivia Digital

Bolivia celebra un Día del Niño particular debido a la emergencia sanitaria que ha recluido a sus más de 10 millones de habitantes en cuarentena preventiva. La conmemoración anual destinada a la promoción del bienestar y de los derechos de los niños no ha perdido, sin embargo, su importancia y diversas instituciones la promueven para recordar la importancia de los derechos de este grupo.

Según Unicef Bolivia, la fecha celebrada en el país desde 1955 fue creada para visibilizar la situación de los niños y las niñas bolivianas, sus necesidades y los cuidados específicos de los que deben ser beneficiarios.

“La sociedad en general debe dar cumplimiento a los derechos de las niñas y los niños, con el fin de crear conciencia social y la cultura del buen trato sobre las necesidades y cuidados específicos que requieren”, afirma la institución internacional en su página web.

Y así lo establece la norma. Renovada en 2013 por el Estado como Día de la Niña y del Niño en el Estado Plurinacional de Bolivia, la Ley 357 establece que: “El Estado es responsable de garantizar y velar por la igualdad y cumplimiento de los derechos fundamentales de la Niña y del Niño de acuerdo a lo estipulado en la Constitución Política del Estado, a través de los Órganos del Estado y demás instituciones públicas y privadas, en todos sus niveles y las entidades territoriales autónomas”.

La norma también deja claro, sin embargo, que “La sociedad en general debe dar cumplimiento a los derechos de las niñas y los niños con el fin de crear conciencia social y la cultura del buen trato sobre las necesidades y cuidados específicos que requieren”.

Ante este panorama, surge la cuestión ¿Cuál es el estado y la situación de los derechos de los niños y la adolescencia en Bolivia? Para responderla, diversas instituciones realizan permanentes estudios centrados en temas de derechos, educación, salud, violencia, etc.

Uno de los datos más importantes es proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística que, de acuerdo a su último estudio poblacional, da cuenta de la importancia demográfica de este sector que llega a casi un tercio del total de los habitantes del país. En efecto, la proyección oficial de 2017 establece que los niños y niñas comprendidos entre los 0 y los 11 años de edad llegan a los 2.906.000 habitantes, índice que para 2030 subirá a los 2.924.0000.

En cuanto a temas educativos, los índices del país son relativamente alentadores. El mismo estudio del INE establece que la tasa de asistencia escolar entre la población de 6 a 11 años de edad fluctúa por región entre el 94% (Beni) y el 97% (La Paz). Sin embargo, este índice pareciera ser el más afectado por el contexto actual. De acuerdo a Unicef Bolivia, se estima que 15.951 unidades educativas están cerradas desde el 12 de marzo de este año, con alrededor de 2.8 millones de estudiantes y 154.238 maestros que no están asistiendo a clases. En efecto, la emergencia mundial causada por el brote del coronavirus obliga a los sistemas educativos a enfrentar nuevos desafíos como asumir de una vez las nuevas tecnologías como herramientas fundamentales para la educación a distancia, un método, que de acuerdo a las mismas autoridades educativas, todavía tiene resultados inciertos.

En cuanto a las situaciones de vulnerabilidad de este grupo poblacional, en 2018 el INE publicó un estudio que indicó una reducción considerable en el trabajo infantil registrado entre 2008 y 2016. En efecto, se estima que en la actualidad unos 739 mil niñas, niños y adolescentes desarrollan alguna actividad laboral o trabajo. De estos, 296 mil menores trabajan y 443 mil desarrollan una actividad en el marco familiar y social comunitario.

UNA CELEBRACIÓN MUNDIAL EN DIFERENTES FECHAS

El Día del Niño es una fecha conmemorativa que se celebra anualmente en honor de los niños, cuya fecha varía según el país. Fue creada en 1925 en Ginebra (Suiza) durante la Conferencia Mundial sobre Bienestar Infantil. Su objetivo es celebrar la fraternidad y a la comprensión de la infancia del mundo, para lo cual se realizan actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los niños.

En Bolivia, el Día del Niño se celebra desde 1955, cuando fue establecida por Decreto Supremo 04017 del gobierno de Víctor Paz Estenssoro. La fecha fue establecida tras que la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unicef redactaran la Declaración de Principios Universales del Niño el 12 de abril de 1952, como consecuencia de la desigualdad y maltrato que sufrían los niños en el mundo.

En 2013, mediante la Ley 357 del 17 de abril, se abrogó el Decreto Supremo de 1955 y se instituyó el 12 de abril como “Día de la Niña y del Niño en el Estado Plurinacional de Bolivia”. Este cambio surgió a iniciativa de la Red Parlamentaria por la Niñez y Adolescencia con el objetivo de visibilizar la situación de las niñas bolivianas, sus necesidades y cuidados específicos que requieren para alcanzar su derecho a la igualdad y equidad de género.

linkedin